Factores como la baja de precios, la oferta de créditos que no se ajustan a su situación real, los altos precios de producción, la ausencia de mecanismos de comercialización, es lo que cada día genera más inestabilidad para los palmicultores del país, por ello con apoyo de la Asociación Nacional de Cultivadores de Palma Aceitera, (Ancupa), hacen un llamado al Gobierno para que exista corresponsabilidad y compromiso en intervenir en el sector de manera urgente, recordando al presidente Lenin Moreno sus palabras de regresar su mirada al campo para pagar esa deuda histórica que tienen con los agricultores.

Según indicó el palmicultor Eduardo Chiriboga, se han agotado las instancias regulares para tratar que el estado solucione la problemática que es compleja, porque no hay una Ley que obligue al industrial a sentarse en una misa mesa de manera solidaria entre todos los actores de la cadena. “Nos hemos visto obligados a mandar la carta al Presidente de la República dándole un plazo perentorio para que se pronuncie”.

Si no se da apertura por parte del Presidente en los próximos días, se espera una paralización de actividades el  13 de febrero.

Pedido

A través de un comunicado de prensa, el director ejecutivo de Ancupa, Wilfredo Acosta mencionó que son seis puntos que solicitan se viabilicen de manera inmediata, esperan que directamente el mandatario les dé apertura para exponer ampliamente estos temas:

Creación de un mecanismo de comercialización justo, que permita cubrir costos de producción; mejorar su productividad, y les permita continuar siendo el sustento de sus familias. Declarar en emergencia sanitaria al sector palmicultor debido a la presencia de enfermedades como la pudrición del cogollo (PC), marchitez sorpresiva y anillo rojo. Prohibir las importaciones de aceite de Palma ya que otros países mantienen costos de producción menores a los nacionales.

Extinción de deudas para los palmicultores que han sido perjudicados por enfermedades letales, indemnización de los cultivos afectados y un seguro agrícola. Creación de líneas de crédito blandas que se ajuste a su realidad actual. La implementación de biodiesel a base de aceite de Palma, que cubrirá los excedentes contribuyendo al mejoramiento del medio ambiente, la disminución del calentamiento global y la generación del trabajo rural.

Desplome

Detalló Chiriboga que la PC existe desde hace de 40 años, “es un virus que desgraciadamente no se ha frenado, es un tema complejo, enfermedad letal que sigue avanzando.

A decir de Juver Casanova, palmicultor de La Concordia, hay una planta de variedad híbrida, que fue descubierta en el Oriente, que no se contamina con la PC,  “pero lamentablemente su costo de producción es muy elevado, debido a que la polinización debe realizársela de forma manual y por personal técnico especializado, además su producción es baja, es decir un palmicultor debe gastar tres veces más en una hibrida”, explicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí