Vietnam dio en enero un primer paso hacia una nueva marca de exportaciones de productos forestales al realizar en ese mes embarques por 903 millones de dólares, indicaron hoy autoridades del sector.

Esa suma representa un aumento interanual del 11 por ciento y respalda la aspiración de la nación indochina de consolidarse como líder en esos rubros en el sudeste asiático, segundo en Asia y quinto mundial.

El año pasado la madera vietnamita y sus derivados coparon el seis por ciento de la cuota del mercado global con exportaciones por un valor récord de nueve mil 308 millones de dólares, pero la aspiración este año es llegar a 10 mil 500 millones.

Según Ha Cong Tuan, viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, el alcance de ese objetivo es perfectamente factible.

Uno de los factores que pudiera favorecerlo es la guerra comercial Estados Unidos-China, pues Vietnam pretende cubrir parte del vacío que dejaría en el mercado norteamericano la ausencia de productos madereros chinos afectados por los altos aranceles que planea imponerle Washington.

En 2018, Estados Unidos, Japón, la Unión Europea, China y Corea del Sur se confirmaron como los principales compradores de productos forestales vietnamitas y sus derivados (copan más del 85 por ciento del total).

Otros elemento auspiciosos son la inminente firma de un tratado de libre comercio con la Unión Europea y las acciones que coordinan las partes para expeditar las exportaciones vietnamitas de productos forestales y pesqueros con arreglo a las exigencias del bloque comunitario.

A fin de preservar sus reservas de ese recurso, y al mismo tiempo para proteger el medio ambiente, en 2018 en el país se plantaron casi 231 mil hectáreas de bosques, lo que elevó a 41,65 por ciento su cobertura forestal. Este año tiene previsto aumentarla al 41,85 por ciento.

En la actualidad Vietnam posee unas cuatro mil 500 empresas dedicadas a la elaboración de madera y productos forestales, frente a dos mil 500 en 2008, mientras el Plan de Gestión Forestal Sostenible planea disponer de otras 300 mil hectáreas de bosques en el 2020 y un millón en el 2025.

El sector ocupa a un gran número de trabajadores, lo que contribuye a reducir la pobreza y propicia el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales y montañosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí