La venta informal a las afueras de los mercados es una situación de todos los días en Loja. Ciudadanos y vendedores defiende su punto de vista.

Alexandra Caraguay Muñoz, quien realiza las compras los días domingos en este centro de abastos, dice que ya no se puede caminar por las veredas, porque los vendedores han ubicado sus puestos alli.

La ciudadana hace el llamado a las autoridades para que tomen medidas porque la situación de tener que transitar por la calle puede generar accidentes, enfatiza.

Una de las adjudicatarias del Mercado Mayorista, quien prefirió no dar sus nombres, dijo que espera que las nuevas autoridades den una solución al comercio informal.

“Todos tenemos derecho a trabajar, pero de una manera organizada y sin que nos perjudiquemos unos con otros, la reubicación de quienes venden fuera del mercado es lo que pedimos”, acotó la comerciante.

El comerciante informal Manuel Jiménez asegura que son pocos los vendedores informales, pero los adjudicatarios de puestos de este centro de abastos pagan a personas para que oferten sus productos fuera del mercado.

Afirma que esto se puede evidenciar pasadas las 12:00 y que esa situación hace parecer que el grupo de vendedores informales es mayor.

Manuel Jiménez agrega que para ellos como comerciantes informales les ha favorecido la elección de un nuevo alcalde, en vista de que ya están en conversaciones con la autoridad electa para que se los ubique un lugar determinado.

Agregó que están dispuestos a pagar todos los permisos necesarios de un puesto porque esto les genera seguridad. Muchos de ellos llevan a sus hijos y el estar ubicados en la calle puede ocasionar un accidente, refiere, pero hasta tener una respuesta, dice, tiene que seguir laborando para su sustento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí