Pescadores ribereños no tienen salidas por los constantes cierres del puerto ante la llegada de frentes fríos. También comenzó el arribo de las embarcaciones de mediana altura tras concluir el periodo del primer viaje de pesca del mero.

Ribereños señalaron que la pesca de la costa se ha visto constantemente interrumpida por la entrada de múltiples nortes a la región, generando el cierre de los puertos en el Estado cada dos o tres días, situación que ha impactado directamente en la producción de escama en el inicio de la temporada de captura de mero, que se presenta como un producto de buen precio, que desafortunadamente no ha podido ser explotado por los hombres de mar.

Este lunes, la salida al mar se canceló por orden de la capitanía regional de puerto por la entrada del frente frío número 52.

Por su parte, las embarcaciones pesqueras que salieron en los primeros días de este mes comenzaron de buena manera su retorno al puerto, con capturas que fueron de una a tres toneladas de producto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí