Las exportaciones españolas de alimentos y bebidas cerraron 2018 con unas transacciones de 30 mil 470 millones de euros, un 0,4 por ciento menos que en 2017, informó este martes una fuente del sector.

Por segundo año superamos los 30 mil millones de euros de ventas al exterior, pero no hubo crecimiento y se rompió la tendencia de los últimos ocho ejercicios, señaló la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).

Durante la presentación de resultados, el director general de la FIAB, Mauricio García de Quevedo, atribuyó ese frenazo a la incertidumbre internacional por las guerras comerciales, los aranceles y el Brexit (proceso de retirada de Reino Unido de la Unión Europea).

El estancamiento también se debió a la debilidad de la demanda interna en países como Francia, Italia o Países Bajos, explicó el directivo, citado por la agencia de noticias Europa Press.

De esa manera, el primer sector industrial de esta nación ibérica cuenta con un saldo comercial positivo de ocho mil 25 millones de euros, frente a los ocho mil 200 millones de euros contabilizados en 2017.

Ese resultado, sin embargo, le permite acumular 11 años de superávit en la balanza comercial.

Además, España superó a Italia y se situó en la cuarta posición en la clasificación exportadora de la Unión Europea (UE), destacó García de Quevedo.

Por mercados, la UE es el primer socio comercial de los alimentos y bebidas españoles, a los que se destinan casi dos tercios del total de exportaciones.

Dentro del club comunitario, los principales destinatarios de esos productos son -en ese orden- Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania, indicó la FIAB.

Fuera del bloque europeo, Estados Unidos se mantiene como primer destino extracomunitario con un valor de mil 728 millones de euros, seguido por China con más de mil 67 millones de euros exportados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí