Norman Wray, presidente del Consejo de Gobierno de Régimen Especial de Galápagos, durante una entrevista en Teleamazonas este jueves 4 de abril, abordó algunas estrategias para contrarrestrar la contaminación por plástico.

Wray afirmó que se realizó un evento en el marco de la Hora del Planeta, que tenía como eje, la protección ambiental y un manejo más responsable de los desechos y el consumo de energía. También comunicó sobre una feria en la isla Santa Cruz que aglutinó a más de 20 organizaciones sociales, comunitarias y ciudadanía en general, quienes llevan una década en la lucha contra el plástico en el archipiélago.

Wray comenta que lo más interesante de todo es que son ciudadanos y organizaciones con apoyo internacional que con mucho esfuerzo realizan limpiezas costeras en sitios de visita, lugares cercanos, puntos remotos y también en zonas submareales para el buceo.

«En los últimos 3 años es increíble que toda esta energía humana que se ha invertido ahí, ha logrado recoger 20 toneladas de desechos. Cerca del 95% de desechos plásticos son botellas desechables que provienen de muchos lugares del mundo, entre esos, Asia pero que también provienen de América arrastrada por la corriente de Humboldt, que sube desde el sur de Sudamérica pasando Argentina, Chile, Perú, Ecuador y va a las islas Galápagos», indica.

El presidente del Consejo enfatiza que a las islas llegan los desechos que provienen de las distintas latitudes. «Por eso la ciudadanía de Galápagos está haciendo su parte. Hay gente muy comprometida». Recalca que hay apoyo de organizaciones como la WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza por sus siglas en inglés), Conservación Internacional, y otras fundaciones como Coca Cola,  que junto a otras entidades como el Parque Nacional Galápagos, Ministerio del Ambiente, el Consejo del Gobierno de Galápagos, entre otros, trabajan en regulaciones desde el 2012 para una debida utilización de los desechos plásticos.

Se ha puesto una regulación a nivel provincial para frenar el ingreso de botellas desechables, sorbetes, fundas, tarrinas de plástico, espuma flex, botellas desechables, etc; a través de una coordinación interinstitucional con la Agencia de Regulación y Control de la Biodiversidad y Cuarentena para Galápagos con el tema de control en los puertos de salida hacia las islas tanto marítimos como portuarios con el apoyo de las aerolíneas para prevenir el ingreso de los plásticos. La basura más grande viene de los continentes, según Wray.

Hay dos caminos para combatir esta situación, agregó, el estudio de la problemática y seguir trabajando diciéndole a los ciudadanos del país que todo lo que ellos hagan en relación al manejo de sus desechos y lo que ponen en sus ríos termina en Galápagos. «Se ha hecho un cálculo en la cuenca del río Guayas y aproximadamente entre el 32% y 38% del plástico que llega a Galápagos proviene de la cuenca de este río».

«La segunda línea de intervención que estamos apoyando es la iniciativa del ibarreño Inty Gronnerberg, inventor de un sistema que busca parar el flujo de plásticos antes que lleguen a los oceános», aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí