En Ecuador existen aproximadamente 25 especies de cangrejos, señala Mariana Capparelli, profesora de Eco Fisiología animal y Eco toxicología de la Universidad Regional Amazónica Ikiam, y cinco de ellos son comestibles, según la página web: patrimonioalimentario.culturaypatrimonio.gob.ec.

La mayoría de estos crustáceos crecen en los manglares, y en Ecuador existen 161.443 hectáreas de estos ecosistemas, concentrados en Esmeraldas, Guayas, Manabí y El Oro, informa Conservación Internacional (CI).

Estudios realizados en los manglares de Brasil señalan que la contaminación (metales, pesticidas…) que está presente en esas zonas, es acumulada en los cangrejos, con una cantidad de hasta 100 veces mayor que la contaminación encontrada a su alrededor. Entonces, “cuando consumimos los cangrejos, nosotros también podríamos estar siendo contaminados”, aseguró la docente.

Los contaminadores

Después de los resultados obtenidos en Brasil, donde existen 10 especies de cangrejos, la profesora ha iniciado, con estudiantes de las carreras de Ciencias del Agua, Biotecnología y Ecosistemas de Ikiam, el proyecto ‘Diversidad de cangrejos violinistas de la Costa del Ecuador’, a través del cual se identificará las especies existentes y se conocerá el estado de conservación de los manglares. Los resultados se tendrán a finales de este 2019, ofreció Capparelli.

El proyecto comenzó hace aproximadamente un año y quienes participan en él, ya han recorrido la Costa y sus manglares, con el fin de estudiar la ecología y la fisiología de esos organismos. Después realizarán estudios eco toxicológicos para determinar el grado de contaminación. Esto “es muy importante, ya que los crustáceos son indicadores de la salud de los manglares”.

Lo que hasta ahora se ha evidenciado, según señala Capparelli, es que la contaminación en los manglares se debe “a la presencia de camaroneras, cultivos de palmas, minería, industria y falta de tratamiento de los desechos urbanos en estos sitios. Todo esto puede afectar directamente a los
cangrejos”. (CM)

Alerta
° Mariana Capparelli, profesora de Ikiam, reconoce que en el trabajo que realizó en Brasil, se encontró una gran bioacumulación de metales en los cangrejos.

Incluso estos crustáceos presentan más contaminación que la encontrada en su entorno, es decir, “por encima de las concentraciones ambientales”, informó.
En Ecuador aún no se cuenta con datos de la contaminación que podrían tener.

Afectación
°  La degradación de los manglares produce estrés en los cangrejos por los niveles de contaminación que tienen en su organismo.

Esto a su vez se traduce en desórdenes fisiológicos que podrían afectar su reproducción normal, explicó la profesora de Ikiam, Mariana Capparelli.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí