A diferencia de otros años, en este feriado de Semana Santa el comercio del marisco no despuntó como se preveía. Muchos comerciantes dedicados a esta actividad indicaron que el volumen de ventas fue similar al de un fin de semana común y corriente.

Ayer al mediodía en el mercado de la 17 de Diciembre se observaban tinas llenas de camarón, lo que preocupaba a los propietarios de la mercadería porque a esa hora la mayoría de hogares santodomingueños ya habrían preparados sus almuerzos.

Yudi Lerma hace más de 13 años se dedica a la venta de mariscos e indicó que esta época de Semana Santa ha sido una de las más flojas para sus negocios. Señaló que solo el viernes se movilizó la actividad en el lugar “el sábado y hoy (domingo) pocas son las personas que han venido a comprar”.

Marlene Marcillo hace cuatro años vende pescado y también se quejó por la falta de compradores. Ella aprovechó el jueves y viernes para obtener un poco más de ganancias “esos días se hizo cualquier cosa, pero hoy ha estado flojo”.

En su local vende distintas clases de pescado. Sin embargo, la ciudadanía más le solicitó los de tamaño grande, cuyo preció bordeó los 3 dólares, mientras que los pequeños, como el pampanito, costó $ 1.50 la libra.

El camarón no tuvo la misma salida que en otras ocasiones. El precio de este producto no sufrió alteraciones, pues el grande se ofertaba en $ 3 la libra y el mediano a $ 2.50.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí