Luego del Consejo Consultivo efectuado en los predios de la Universidad Técnica Estatal de Quevedo (UTEQ), se dio a conocer el precio de comercialización del maíz amarillo duro al productor, que será de $15,25 dólares el quintal (45,36 kg).

En la temporada anterior el costo de la saca de maíz se suministró a un valor de $ 15,75 dólares; sin embargo, luego de negociaciones con varios actores agrícolas a nivel nacional (industrias, agricultores y consumidores) se llegó a un acuerdo de bajar el valor para la etapa 2019.

Situación
El viceministro del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Byron Flores, explicó que para esta resolución se pensó en el consumidor y el productor, además de garantizar una compra y venta efectiva para esta temporada.

La relaciones comerciales van más allá, la idea es que esto nos sirva a todos de un mayor y menor grado. No nos olvidemos que aquí hay gremios productivos agrícolas de todo el país, todos tenemos que ganar, todos tenemos que sustentarnos”, dijo el viceministro refiriéndose a los maiceros que no deseaban bajar el precio en reuniones anteriores.

Por otro lado, expresó que se han implementado mecanismos de política pública para proteger y garantizar la rentabilidad del pequeño agricultor sin afectar los insumos, así como ofrecer óptimas condiciones al resto de las cadenas productivas.

El problema de los maiceros no es exclusivo de los maiceros, lo tienen tanto el sector arrocero, cacaotero, etc. Pero aquí no es el precio, va más allá… es productividad, competitividad, costo, rendimiento, acceso a tecnología y sobre todo conocimiento”, finalizó Flores.

Luego del consenso, algunos productores de la provincia opinaron al respecto; en este caso, César Vizcarra, expresó que el precio garantiza el trabajo que ha hecho el agricultor en todo el ciclo de la cosecha.

Creo que tenemos la oportunidad para vender sin afectar a los demás actores, ojalá el MAG como ente rector, tenga la capacidad de controlar para que eso se cumpla, y la industria absorba toda la cosecha nacional”, dijo.

Por su parte, Joffre Quimis Ponce, indicó que aspiraban que suba el precio, pero en este caso se sienten conformes debido a que se rige al reglamento de comercialización. “Fue bueno que no bajó de los $ 15 porque el precio tiene que ser acorde a lo que gastamos por una hectárea de maíz, sino no tendríamos ninguna utilidad”, finalizó.

La provincia de Los Ríos es una de las mayores productoras de maíz del país con 37% de cosecha, le sigue Manabí con un 32% y Guayas 15%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí