Es una proyección de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires junto a la Fundación INAI. A precios del cierre de hoy, equivaldría a una perdida aproximada de 35.000 millones de pesos.

La exportación de soja argentina podría caer 3,5 millones de toneladas en 2020 por los efectos de la peste porcina africana que afecta al sector porcino chino, al tiempo que aumentarían las ventas de carne porcina y bovina, estimó un estudio de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) y la fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (Inai).

En el trabajo se proyectó que en el escenario más adverso se daría una baja en la producción de carne de cerdo en China de 30% en 2020, la merma en la exportación de poroto de soja por parte de Argentina sería de 3.507.000 toneladas y la de harina de soja alcanzaría las 350.000 toneladas.

A precios de hoy (la soja cotizó este miércoles a $10.000 por tonelada), equivaldría a perder 35.000 millones de pesos, unos 760 millones de dólares al cierre de la moneda internacional.

Y de cumplirse esa reducción importante en las importaciones chinas, podría darse una situación de sobrestock mundial del poroto, y caer los precios internacionales, como locales.

Asimismo, y teniendo siempre en cuenta el escenario más adverso para el país asiático, las exportaciones de carne porcina sumarían 18.000 toneladas y la bovina saltaría 80.000 toneladas.

En cuanto a los precios FOB de los productos argentinos, la carne porcina se apreciaría hasta 13,5% y la bovina 1%, mientras que, como contrapartida, el valor del maíz caería 5,3%; el de la soja 10%; y el de la harina de soja 13,2%.

Más de China

En la proyección, frente a la pérdida de 30% de producción de carne de cerdo, China incrementaría la importación de carne bovina en 887.000 toneladas, mientras que la aviar lo haría en 565.000 toneladas

Asimismo, se prevé que el consumo de maíz en China caiga 29 millones de toneladas, mientras que las importaciones lo hagan cinco millones de toneladas; el consumo de soja decrecerá casi 10,9 millones de toneladas y las compras al exterior 11 millones de toneladas.

Este escenario, sumado a los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China que llevaron a los precios de los commodities agrícolas a precios mínimos de hace más de una década, “hace necesario revisar las decisiones en materia de derechos de exportación” por parte del gobierno argentino, manifestó la BCBA.

Según la entidad, el valor bruto de producción de las seis principales cadenas agrícolas del país “registraría una caída de más de US$ 2.300 millones y el valor de las exportaciones disminuiría en US$ 1.344 millones, respecto de las estimaciones de inicio de la campaña”.

“Los menores precios internacionales, en combinación con el aumento en las alícuotas de derechos de exportación, resultan en una importante disminución de los precios domésticos y los márgenes al productor en comparación con campañas anteriores”, indicaron desde la entidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí