La superficie cosechada de arroz de invierno, durante el periodo de análisis, registra un crecimiento superior a la cosecha del año anterior; es así que esta variable creció un 5%, porcentaje mayor al obtenido en el año 2017 que fue de 3%. Por su parte, el volumen de producción se incrementó en 5%, cifra también superior al crecimiento de 4% que se experimentó en la cosecha del año pasado.

La información sobre la producción del cereal se recopiló en las regiones de la Costa y Sierra Sur (austro) del país, específicamente, en las provincias de Manabí, Guayas, Los Ríos, Loja, El Oro y Cañar, de las cuales se obtuvieron los siguientes resultados:

La superficie cosechada fue mayor según el criterio del 43% de los informantes, el 29% afirmó que se ha mantenido igual que el año anterior, mientras que el 28% indicó que la superficie fue menor.
Respecto a los rendimientos por hectárea que obtuvieron los productores, estos fueron mayores según el 33% de los entrevistados; asimismo el 37% consideró que se mantuvieron iguales y el 30% señaló que fueron menores.

Los menores rendimientos estarían asociados a la presencia de plagas, razón por la cual disminuyó la productividad de la gramínea. Cabe indicar que la sequía también fue un factor que coadyuvó para que los agricultores en las zonas investigadas no alcancen rendimientos deseados, ya que el invierno fue carente de lluvias y se extendió más de lo normal lo que provocó grandes pérdidas en zonas arroceras del litoral y de la sierra
sur (austro).

Al efectuar un análisis desagregado a nivel de provincias y cantones, en la provincia de Manabí, el oficial de negocios de BanEcuador en el cantón Calceta, manifestó que, en las zonas de Bolívar, Tosagua y Junín la superficie cosechada, los rendimientos y el volumen de producción se han mantenido en niveles normales, es decir no han experimentado cambios significativos durante el presente ciclo agrícola.

El entrevistado de la entidad pública BE, señaló que a partir del terremoto que sufrió la provincia de Manabí hace dos años, el sistema de riego Carrizal-Chone sufrió daños, lo cual ha causado inconvenientes a los agricultores pues no cuentan con abastecimiento de agua; y, considerando que la época de invierno del año en curso fue carente del líquido vital, la producción no alcanzó los niveles esperados, es así que la cosecha fue de apenas de
45 qq/ha.

La situación económica de los agricultores fue calificada como mala, debido a la caída del precio de venta del quintal de la gramínea, ya que pasó de USD 42 (2017) a USD 32 durante la cosecha 2018. Se mencionó también que la falta de centros de acopio para la comercialización representa un grave problema para el productor de estos cantones, ya que si no tienen donde vender se quedan con la producción lo que agrava su situación.

Las previsiones para el ciclo agrícola 2019 (siembra de invierno) son pesimistas, pues a pesar que la superficie sembrada se mantendrá igual que en el año anterior (entre 2 a 3 hectáreas de cultivo), el volumen de producción decrecería un 25%, por la falta de agua que incidiría para que el cultivo de arroz sea menor. Esto se debe a que se requiere mucha agua durante los tres primeros meses para un buen desarrollo de la gramínea.

En la provincia del Guayas, la opinión de los 4 entrevistados fue diferente y dependió de la zona de producción; la superficie cosechada en los cantones Daule (Junta Usuarios América Lomas), Santa Lucía, Palestina, Naranjal, Taura y San Carlos se mantiene igual con relación a la cosecha del año 2017. No obstante, de acuerdo a lo indicado por agricultores y la oficial de negocios de BE, el área de cosecha creció 10% en Daule (Centro Agrícola) y 15% en Colimes. En cambio, decreció 30% en el cantón Pedro Carbo (Lomas de Sargentillo) por falta de agua, 20% en zonas bajas de Daule (Vía a Salitre) y 15% en El Triunfo por el bajo precio de venta del producto.

Respecto a los rendimientos, sólo en el cantón Daule (área de influencia del Centro Agrícola) la variable fue mayor. Por el contrario, en los cantones como: Pedro Carbo (Lomas de Sargentillo), El Triunfo, Naranjal, Taura y San Carlos los entrevistados señalaron que dichos rendimientos fueron menores debido a la escasez de lluvia, pues el invierno no llegó en los períodos establecidos; en los restantes cantones Daule (zona de influencia de la Junta Usuarios América Lomas), Santa Lucía, Palestina y Colimes los rendimientos se mantuvieron en los mismos niveles del ciclo de cosecha del año pasado.

De acuerdo al comportamiento de la superficie cosechada en los diferentes cantones donde se levantó la información, el volumen de producción para el año agrícola 2018 respecto al año pasado, fue mayor en los cantones: Daule (área de influencia del Centro Agrícola) y Colimes en 20%. Por su parte, en los cantones: Daule (zona de influencia de la Junta Usuarios América Lomas), Santa Lucía, Palestina, Naranjal, Taura y San Carlos la
producción de la gramínea se mantuvo igual respecto al año anterior.

En cambio, el volumen de producción decreció 50% en los cantones Pedro Carbo (Lomas de Sargentillo), 20% zonas bajas de Daule (Vía a Salitre) y El Triunfo 15%.
Dadas estas consideraciones, los rendimientos que obtuvieron los agricultores asociados al Centro Agrícola Daule -CAD- durante la cosecha fue de 65 qq/ha. Asimismo, el quintal de arroz se cotizó a un precio de USD 26 (monto menor a los USD 30 de la cosecha de 2017), generando ingresos por USD 1,690.

Los agricultores pertenecientes a la Junta de Usuarios América Lomas (JUAL), alcanzaron 40 qq/ha y considerando que el quintal lo vendieron en USD 22, obtuvieron ingresos por apenas USD 880. Cabe indicar que la baja en el precio de la gramínea, ha incidido para que la situación económica de los agricultores se la pueda catalogar como mala.
En los cantones Santa Lucía, el oficial de negocios de BE, señaló que los productores alcanzaron 65 sacas5/ha, mientras que en Colimes y Palestina cosecharon 60 sacas/ha., que las comercializaron a un precio promedio de USD 27/saca, obteniendo ingresos suficientes para poder cubrir sus obligaciones con la entidad pública.

Por su parte, en los cantones donde los rendimientos y producción decrecieron es decir en Pedro Carbo (Lomas de Sargentillo), Naranjal (Taura, San Carlos) y El Triunfo, los agricultores cosecharon 20, 35 y 45 sacas/ha respectivamente, las mismas que fueron comercializadas a un promedio de USD 21/saca, alcanzando ingresos por debajo de los costos de producción; en consecuencia, la actualidad económica de los productores de estos sectores es mala.

Respecto a las previsiones para el 2019, la opinión de los entrevistados fue muy variada, es así que los representantes de la Junta de Usuarios América Lomas y del Centro Agrícola Daule, creen que los agricultores mantendrán las mismas extensiones de cultivo, por lo tanto, el volumen de producción sería igual al obtenido en el año agrícola (2018).

Los oficiales de negocios de BE en los cantones Santa Lucía y Colimes, manifestaron que
las variables se mantendrán igual respecto al año pasado; y, finalmente los informantes en El Triunfo, Naranjal, Palestina y Pedro Carbo, consideran que tanto el área de cultivo como la producción serían menores decreciendo en 10%, 20% y 30% respectivamente según la zona de producción.

En la provincia de Los Ríos, en el cantón Vinces, el entrevistado de BanEcuador señaló que los agricultores mantuvieron las mismas extensiones de terreno para la producción de la gramínea, en consecuencia la superficie cosechada fue igual respecto a similar período del año anterior. Respecto a los rendimientos estos fueron menores por problemas de sequía y del aparecimiento de plagas, por lo tanto, el volumen de producción decreció en 10%.

Además, el funcionario, manifestó que uno de los principales problemas que tienen los agricultores fue la drástica caída del precio de venta en el mercado local, lo que afectó los ingresos de los agricultores, siendo la situación económica mala.

En los cantones Babahoyo, Baquerizo Moreno, Juján y Montalvo los resultados sobre la cosecha de arroz de invierno fueron positivos, en efecto varios consultados en Babahoyo señalaron que la superficie cosechada fue mayor, experimentando crecimientos de 20% en los tres primeros cantones; mientras que en el cantón Montalvo el incremento fue de 100%. En consecuencia, las otras variables (rendimientos y volumen de producción)
presentaron el mismo nivel de crecimiento del área cosechada.

Por el contrario, en sectores como La Unión y El Salto los entrevistados señalaron que a pesar que la superficie cosechada se ha mantenido igual, los rendimientos fueron menores por la presencia de plagas, lo que incidió para que el volumen de producción disminuya 30%.

En relación a las perspectivas para el 2019, los encuestados señalaron que la superficie de siembra y el volumen de producción se mantendrían en los mismos niveles de 2018.
En el cantón Zapotillo, la producción de arroz durante la presente cosecha experimentó una caída de 20%, debido principalmente al bajo precio de venta de la gramínea, que bordeó los USD 28 a USD 30 (antes USD 40), situación que ha desanimado a los productores de este cantón, por lo cual han decidido cambiar de cultivo y para el 2019 sembrarían maíz.

El oficial de negocios de BanEcuador -BE- manifestó que en el período agosto-noviembre la entidad pública ha recibido solo una solicitud de crédito para la siembra de invierno del año 2019, lo que corrobora que los agricultores están dejando el cultivo de arroz, a tal punto que están vendiendo los terrenos dedicados a su cultivo, con la finalidad de refinanciar las pérdidas provocadas no sólo por el bajo precio sino también por la falta de agua que no favoreció al cultivo, pues el arroz experimentó la enfermedad conocida como “vaneamiento de la espiga”10. Por su parte, los rendimientos mantuvieron niveles normales de productividad, es decir que los agricultores cosecharon 140 qq/ha.

Para la siembra de invierno de 2019, las previsiones son desalentadoras, puesto que los entrevistados consideran que la superficie de cultivo disminuiría, lo que llevaría a que el volumen de producción decrezca un 20%.

En la provincia de El Oro, cantón Arenillas (Parroquia La Cuca), la superficie cosechada y los rendimientos de arroz se mantienen iguales a los del año 2017. La cosecha alcanzó los 90 qq/ha, producción que en su totalidad la comercializaron a través de piladoras e intermediarios a un precio promedio de USD 30. Según el número de quintales cosechados, los productores alcanzaron ingresos por USD 2,700/ha, recursos que les permitió cubrir los costos de producción establecidos en USD 1,500/ha.

En cuanto a las previsiones para el próximo ciclo de siembra de invierno de 2019, la oficial de negocios de BE señaló que los agricultores mantendrán el mismo número de hectáreas (10) de superficie sembrada en la parroquia La Cuca. Asimismo, prevén que el volumen de producción para la época de invierno sea similar a la observada en el 2018.

Finalmente, en el cantón La Troncal de la provincia de Cañar, la superficie cosechada en el presente período fue menor en 50% respecto a similar período del año anterior, por tanto, el volumen de producción decreció en el mismo porcentaje del área de cosecha. Como se manifestó antes, los rendimientos fueron menores, en consecuencia, los agricultores cosecharon apenas 30 qq/ha, si el precio de venta fue de USD 24.0, los productores generaron ingresos por apenas USD 720.0, recursos que fueron insuficientes para cubrir los costos de producción establecidos en USD 1,000/ha; es decir, los agricultores trabajaron a pérdida, debido al bajo precio de venta.

En relación a las perspectivas para la siembra de invierno del año 2019, se prevé que los agricultores mantengan las mismas hectáreas de cultivo
.
En todo caso, las variaciones de las exportaciones de arroz, durante el período en análisis (tercer trimestre de 2018), se las puede apreciar en el cuadro 3.

Referente a las previsiones para la siembra de invierno de 2019, el 18% de los informantes considera que la superficie de cultivo sería mayor, el 51% manifestó que se mantendría igual y, el 31% señaló que el área de cultivo será menor. En consecuencia, se prevé que el volumen de producción experimentaría un decrecimiento de 6%, de acuerdo a lo señalado por el 22% de los entrevistados. El 64% indicó que la producción se mantendrá igual y el 14% indicó que sería mayor.

Como conclusión, se puede manifestar que durante el presente año los agricultores de las zonas netamente arroceras del país en las provincias de Guayas y Los Ríos han manifestado su malestar, cerrando vías en protesta por el bajo precio de venta del arroz

Finalmente, las condiciones económicas de los productores de arroz durante el período de análisis fueron catalogadas como malas por el 91% de los entrevistados, debido fundamentalmente al bajo precio de venta de la gramínea, mientras que el 9% las calificaron como normales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí