Doce proyectos recibirán financiamiento con fondos de la cooperación internacional para dar sustentabilidad a las actividades económicas que se realizan a lo largo del perfil costero del Ecuador.

Con esto se busca establecer alternativas para los pobladores que ejercen presión sobre los recursos pesqueros.

El objetivo es preservar los ecosistemas marinos y costeros en el tiempo. La reserva ecológica Manglares Churute, en el cantón Naranjal de  la provincia  del Guayas, fue el escenario, esta mañana,  para la firma de las cartas y los acuerdos para la ejecución de los proyectos sustentables de cofinanciamiento.

Vicente Zavala, subsecretario de Gestión Marino Costera, afirma que los proyectos sustentables  ganadores son un indicador del manejo integrado de los recursos pesqueros del país.

«Hay 160 mil hectáreas de manglar el 99 por ciento se distribuye en cinco zonas estuarinas de la zona Cotacachi Cayapas, del río Muisne, del  río Chone, del golfo de Guayaquil y del archipiélago de Jambelí«, dijo.

La idea del financiamiento de los proyectos es reducir por ejemplo la presión sobre la captura del cangrejo y la concha.

«Son una semilla de desarrollo de nuevas fuentes de ingreso», afirmó Zavala respecto al cofinanciamiento de los proyectos sustentables.

Uno de los doce que recibirán este financiamiento corresponde al plan de las pobladoras del recinto Nuevo Porvenir que está en la zona de amortiguamiento de la reserva Manglares Churute.

Ellas son las madres, esposas e hijas de los recolectores de cangrejos  que instalaron un restaurante  para atender a los visitantes de la reserva.

Más las organizaciones que han conseguido lanchas para estar conectados más directamente con las zonas de consumo y conseguir un mayor valor por los cangrejos que comercializan.

Manglares Churute fue la primera área protegida de manglares del país y fue  instaurada en 1979.

Luis Suárez, director ejecutivo de Conservación Internacional en Ecuador, recalcó que desde entonces ha sido un ejemplo de manejo sustentable.

Agregó que los doce emprendimientos de Esmeraldas, Manabí, Guayas y de El Oro ganaron en el concurso por su contribución a la conservación de la biodiversidad y la generación de alternativas a los pobladores.
Suárez aseguró que el desarrollo y la conservación van de la  mano.

«No podrá existir  desarrollo sostenible si no hay conservación del patrimonio natural, no podemos vencer la pobreza sino conservamos las reservas naturales«, afirmó Suárez.

En el proyecto marino costero interviene el Ministerio del Ambiente, la ONG Conservación Internacional, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la ONG Hivos.

Fueron 61 propuestas participantes. La asociación pesquera Bunche de Esmeraldas ha sido una de las escogidas. Al igual que la cooperativa de pescadores Unidos Somos Más del Guayas, la Asociación de Cangrejeros Puerto Tamarindo, entre otros.

El viceministro del Ambiente Michael Castañeda aseguró que con esto se espera que mejoren los ingresos de las doce comunidades beneficiadas. «El Ministerio del Ambiente viene trabajando de la mano con las comunidades» y exhortó a que se visiten las 57 áreas protegidas establecidas en el país. «Primero lo nuestro», recalcó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí