Foto internet

Al término de junio, la venta de soja paraguaya al exterior reportó 500 millones de dólares menos por ingresos que en igual período del año anterior, el más bajo en los últimos siete años.

Fuentes de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales de Paraguay (Cappro), señalaron que el hecho demuestra el momento crítico que atraviesa la industria sojera.

Especialistas de Cappro, recordaron que esa planta oleaginosa y su procesamiento conforman una de las industrias más importantes de la economía paraguaya.

Sin embargo, opinaron que la propuesta de reforma tributaria del Gobierno no hace más que profundizar la crisis en lugar de promover estrategias para incentivar el procesamiento y la exportación.

Según Cappro, al cierre de mayo 2019 se procesaron un millón 456 mil 920 toneladas de soja, cantidad 8,5 por ciento inferior a la industrializada en los primeros cinco meses del 2018.

En cuanto al volumen de exportación de productos industrializados a partir de la soja, se redujo un 11 por ciento, que además estuvo acompañado por una caída en los precios internacionales.

Los problemas climáticos incidieron en la crisis porque afectaron la calidad de los granos y obligaron a las industrias a disminuir el ritmo de procesamiento, comentaron las fuentes.

La mayor incidencia se da por la falta de garantías y la inestabilidad jurídica, una situación que se agravará en caso de que Diputados apruebe la reforma tributaria, reduciendo la competitividad a su mínima expresión, dijo el periódico ABC Color.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí