Con el crédito del Banco de Desarrollo de América Latina, 55.000 hectáreas se sumarán al Programa de Reforzamiento de Redes de Distribución Eléctrica.

A mediados de 2017, la empresa Aquamar, ubicada en el cantón Naranjal (Guayas), se convirtió en la primera camaronera del país en utilizar energía eléctrica para sus procesos productivos, en sustitución del diésel. La compañía invirtió más de $ 4 millones.

El gasto más fuerte fue en infraestructura eléctrica, que incluyó la instalación de su propia subestación, que se conecta a las redes del Sistema Nacional Interconectado (SNI). En la actualidad, de alrededor de 230.000 hectáreas de camaroneras en el país, más de 9.000 hectáreas ya usan energía eléctrica, mencionó José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA).

“Es una porción minoritaria realizada prácticamente con recursos privados, y porque tiene obras de infraestructura adecuadas muy cerca de sus fincas”, indicó Camposano. Agregó que, dependiendo del nivel de tecnificación que busque el camaronero, la inversión a realizar en el predio va desde $ 1.000, $ 1.500 a $ 3.000 por ha.

El monto servirá para reemplazar paulatinamente los motores a diésel por eléctricos; aireadores, tecnificación en alimentación, automatización de procesos y otros. La Subsecretaría de Acuacultura y Pesca estima que la tecnificación de una camaronera elevaría la producción entre el 30% y el 40%.

Para Segundo Calderón, presidente de la Cámara de Productores Camaroneros de El Oro, esta iniciativa trae beneficios para el sector acuícola. Por ejemplo, dijo, la sustitución de diésel por energía limpia, ahorro de recursos y aumento considerable en la productividad camaronera. Comentó que en El Oro hay alrededor de 7.000 ha de camaroneras, ubicadas en el archipiélago de Jambelí, que desean unirse al Plan de Electrificación.

“Ya tenemos los grupos de camaroneros, con áreas que están en producción, que esperan que estén listas las líneas (de electrificación y distribución) para la electrificación de sus predios”, mencionó Calderón.

Tras ello, la Subsecretaría dijo que recopiló la información de los tramos trifásicos en la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL EP) de las cinco provincias donde se cultiva camarón. Con esto se tiene plenamente identificado cuáles son las camaroneras que en un radio de 500 metros podrían electrificarse de manera inmediata.

Los camaroneros que se acogieron al Plan de Electrificación pagan actualmente 6,5 centavos kilovatio/hora. Calderón indicó que la próxima semana tendrán una reunión en Machala con un representante del Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables para analizar el tema del tarifario.

Crédito de la CAF fortalecerá la producción camaronera
El  9 de julio, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) aprobó dos créditos para Ecuador por $ 403 millones, para financiar proyectos de desarrollo productivo y social.

De ese monto, $ 200 millones serán para ejecutar 194 obras de electrificación en 32 cantones de Guayas, El Oro, Manabí, Esmeraldas y Santa Elena.

El préstamo se pagará en un plazo de 15 años, con 4,5 años de gracia y una tasa de interés del 4,056%. Del valor indicado, $ 112 millones se direccionarán para el sistema de distribución de energía de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL EP).

Este rubro está destinado a proyectos de electrificación de alrededor de 55.000 hectáreas de camaroneras, indicó el Ministerio de Energía y Recursos Naturales. “Los recursos entregados por la CAF se destinarán a proyectos eléctricos que impulsarán la productividad, exportación, eficiencia energética y oportunidades de comercialización de 167 fincas camaroneras”, señaló.

Además, Camposano indicó que la Cámara de Acuacultura dialoga con la CAF para, en una segunda fase, brindar financiamiento a los productores camaroneros que requieran invertir en electrificación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí