Los pequeños productores de papa están afectados por la presencia de la punta morada en sus cultivos, algunos no ha sido debidamente guiados y han gastado excesivos recursos para curar su cultivo y no han tenido resultados. Hay acciones importantes que se debe conocer para salvar el cultivo o si ya tiene la enfermedad evitar que esta se propague.

El director provincial del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Alexis Parreño, informó ayer que ante esta situación, se planificó una capacitación masiva, que se realizará este viernes en todos los GAD parroquiales de la provincial para que los productores conozcan sobre la punta morada, sus implicaciones, las formas de prevención y cómo detener la enfermedad a tiempo y evitar una pérdida total de los cultivos. Será desde las 09:00 y estará a cargo de los técnicos del MAG.

Parreño aseguró que la enfermedad ya está en la mayoría de parroquias y que afecta hasta el momento a un 60% de los cultivos y puede llegar al 100% en poco tiempo si no se toman los correctivos necesarios.

Añadió que hay como prevenir esta enfermedad si se toma en consideración algunos aspectos, como la compra de semilla certificada, que el riego sea abundante, y además saber que hay diferentes niveles de la enfermedad y el productor debe determinar si continúa o no con el cultivo, porque hay casos en los que se llega a término, pero otros donde lo más recomendable es parar la producción y destruir el cultivo, no dejarlo abandonado, porque esto hace que la enfermedad se propague más rápido.

“No es recomendable dejar el cultivo abandonado, porque se convierte en un foco de la enfermedad y eso puede afectar a la siguiente producción y a los cultivos vecinos”, dijo Parreño.

Además, esta situación ya afecta en la economía, porque el costo del quintal de papas está más elevado, aseguró el Director provincial del MAG y si no se toman medidas inmediatas, se podrá ver a corto plazo una escasez del producto y de la semilla. Los cantones más afectados hasta el momento son Latacunga y Saquisilí.

Alex Chacón, director distrital de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario, informó en días anteriores, que efectivamente la presencia del insecto que transmite la enfermedad se ha detectado en varias parroquias de la provincia y que hay que tomar las medidas para evitar el contagio.

Destacó que las característica de esta enfermedad en el cultivo son notorias, la hoja se enrolla, luego se hace amarilla y se cae, además el producto no progresa y la producción se pierde.

Insistió en la necesidad de que los productores compren semilla certificada y que una vez dañado el cultivo se haga la limpieza para que la enfermedad no avance y contamine otros cultivos aledaños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí