La expansión del tendido eléctrico a zonas rurales no es el único cuello de botella que se debe enfrentar. Los camaroneros tienen cuatro pedidos más.

El destino de un crédito de $ 200 millones, por parte del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), al fortalecimiento de la Distribución Eléctrica para el sectorAcuícola, revive el proyecto de electrificación de fincas camaroneras, pero plantea nuevas expectativas: según los camaroneros, con este impulso solo se estaría resolviendo una de varias trabas que tienen.

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, afirma que en la lista aún existen otros cuellos de botella que el Gobierno debe destrabar, para garantizar que fluya la inversión que permitirá que hasta 60.000 hectáreas (de un total de 230.000) logren auotmatizarse.

Crédito para equipos
1.Aún existe la expectativa de que la CAF acepte financiar una segunda parte de este proyecto, que implica dar crédito indirecto a las camaroneras para que los negocios logren adquirir los equipos tecnológicos que requieren para electrificar sus fincas. Este paso, según Camposano, es fundamental para que, sobre todo pequeños productores, puedan acceder a préstamos inferiores a los $ 50.000 y puedan ser parte de este cambio.

Aranceles
2.El sector también espera el compromiso del Comité de Comercio Exterior Comité de Política Tributaria de eliminar ciertos impuestos que se gravan a insumos y equipos eléctricos, como el ISD, IVA y aranceles. La Ley de Fomento Productivo I estableció que los insumos y equipos del sector camaronero, al igual que del sector agrícola, ya no serían sujetos al pago del 12 % de IVA, pero los camaroneros todavía están a la espera de que la Presidencia de la República emita el listado de bienes que se acogerían a este beneficio.

Revisión de tarifas
3.Otra traba por resolver es la revisión de las tarifas que se pagan por el servicio eléctrico. El sector busca que las autoridades revisen ciertos recargos que se añaden a la tarifa por servicios que en zonas rurales no se proveen, como recolección de basura o alumbrado público. Estos rubros, dicen, distorsionan el costo del servicio.

Seguridad jurídica
4.Entre los pedidos de los camaroneros está el asegurar que este gobierno, o futuras administraciones, no incrementen el valor de ciertas tarifas como la eléctrica y la de bombeo de agua que hoy se le permite usar al sector. Toda inversión, sostienen, requiere contar con reglas estables y claras. “Cuando el empresario no tiene certeza sobre sus costos, es difícil que se anime a invertir”, dice.

Luego de la aprobación del crédito de la CAF, estos temas, dice Camposano, volverán a ponerse dentro de la mesa de discusión para ser debatidos, junto a autoridades de Corpei y la Vicepresidencia de la República. De superarse, indica Camposano, el sector habría cumplido su cometido de incorporar mejor tecnología en sus sistemas de producción. Electrificarse no solo disminuiría el impacto ambiental, sino que los haría más eficientes, por el ahorro de recursos.

Para el sector camaronero, se trata de la única vía que tienen para poder competir y hacer frente a la fuerte competencia internacional, que hoy está dominada por India y otros países asiáticos. El esfuerzo, asegura Camposano, sigue en pie, pese a que la industria no pasa por su mejor momento. Este año el volumen de envíos ha aumentado un 25 %, muy por encima del incremento de la facturación (9 %), debido a la caída de precios.

El proyecto

El Origen
Este plan no es nuevo. Viene discutiéndose desde hace más de cinco años, con la administración del anterior ministro de Agricultura, Javier Ponce, en el marco del cambio de matriz energética.

Inversión
Tener una cifra potencial de inversión es complicado. El desembolso puede ser de entre 1.000 y 1.500 dólares a 3.000 o 3.500 por hectárea, dependiendo del nivel de electrificación.

Beneficio
Hasta 60.000 hectáreas dedicadas al cultivo de camarón serían beneficiadas con el Programa de Reforzamiento de Redes de Distribución Eléctrica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí