El sector agrícola de la República Checa siente los efectos de la sequía que azota al país por lo que en algunas zonas la cosecha será menor de lo que se había previsto, resaltan hoy aquí.

Un reporte de Radio Praga sostiene que los fruticultores son algunos de los más perjudicados pues, después de inesperadas heladas durante la primavera, la falta de agua ocasionó que las frutas como albaricoques, peras o manzanas sean de pequeño tamaño o caigan del árbol antes de madurar.

Milan Pesek, presidente de la cooperativa agrícola Sedlec, de Bohemia del Sur, a 150 kilómetros al sur de esta capital, manifestó que la situación acarreada por la sequía es peor que la del pasado año.

Esto, añadió, se hace evidente en el volumen de la cosecha de cereales y de colza, así como de las segundas cosechas de plantas forrajeras. Los cereales no maduraban de forma normal, más bien se fueron secando, lo que nos obligó a iniciar la cosecha mucho antes de lo acostumbrado, dijo.

De acuerdo con la información, este año el calor se mantiene desde hace varias semanas en el país, causando una intensa sequía sobre todo en Bohemia del Este y del Noroeste, y en la región de Moravia-Silesia.

Según manifestó el climatólogo Miroslav Trnka, de continuar el calor y de no haber lluvias, la sequía podría seguir extendiéndose y afectar hasta el 60 por ciento del territorio nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí