Colombia espera tener los resultados de la presencia del Fusarium raza 4 en sus plantaciones de banano hasta el viernes.

Los representantes de ministerios de Agricultura de 14 países se congregaron ayer en Quito, para hablar sobre un problema que les preocupa a todos: Fusarium Raza 4, también conocido como ‘Mal de Panamá’.

El encuentro regional congregó a representantes de Bolivia, Brasil, Belice, Costa Rica, Colombia, Cuba, Guatemala, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Todos son productores de banano y la posibilidad de que ese hongo contagie las plantaciones ha hecho que los representantes de las naciones se reúnan para definir una estrategia en conjunto.

Al final del encuentro, las naciones, que representan más del 80 % de la producción mundial de banano, suscribieron una declaración regional para tomar algunas acciones preventivas ante la posible propagación del hongo.

La alerta se debe a que esa plaga es agresiva y devastadora. Entra por las raíces de la planta, sube por el tallo y se aloja en toda la planta. Una vez que ingresa, el vegetal no sobrevive y no existe cura. El hongo puede viajar por tierra, agua, a través del viento o por objetos que estuvieron en contacto directo.

Por ejemplo, se prohíbe la importación de plantas musáceas de países fuera de América Latina y el Caribe. Solo se efectuarán en casos extremadamentenecesarios y de países que no posean el hongo. Las plantas deberán ser importadas en forma de cultivo in vitro y certificadas libres de FoC R4T.

Otras medidas son la investigación de variedades del hongo y el fortalecimientode los controles marítimos, aeroportuarios y fronterizos.

El ministro de Agricultura, Xavier Lazo, aseguró que se han destinado $ 15 millones en procesos de prevención para el sector bananero.

¿Cuándo inició el problema? A comienzos de julio, Colombia declaró en cuarentena 150 hectáreas de cultivos de banano en el norte del país por la sospecha de que estén infestados por el nocivo hongo Fusarium R4T y aumentó los controles sanitarios para evitar la posible propagación de la enfermedad.

Tras la posibilidad, Colombia envió muestras a Holanda para confirmar o descartar la presencia del Fusarium R4T.

En tres días se tendrán los resultados sobre la presencia de fusarium raza 4 en la Alta Guajira (norte de Colombia), en la zona fronteriza con Venezuela, dijo ayer Jaime Cárdenas, subgerente de Protección Vegetal del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

“Estamos en este momento trabajando para que con pruebas confirmar de qué patógeno estamos hablando. Sin embargo, Colombia ha actuado desde el mismo 11 de junio de atender con erradicación y cuarentena la zona de la sospecha”, dijo Cárdenas.

Las muestras fueron enviadas el 1 de julio, según Cárdenas, al país europeo y se encuentran en un proceso de biología molecular para establecer el 100 % del genoma del hongo. Esperan el informe en los próximos tres días.

En Colombia seis predios están en cuarentena y 150 hectáreas de banano ya han sido erradicadas como prevención.

En Ecuador se están tomando acciones como si los resultados ya fueran positivos, dijo Byron Flores, viceministro de Desarrollo Agropecuario de Ecuador, pese a que aún no se ha confirmado la presencia del hongo en Colombia.

A nivel de fronteras, puertos y aeropuertos se han tomado medidas para evitar una posible entrada del hongo.

Ayer, también asistieron representantes de la Comunidad Andina (CAN), del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), de la Cooperación Alemana GIZ, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí