El índice de precios de los alimentos de la FAO cayó en agosto, tercera disminución mensual consecutiva, por descenso de los precios del azúcar y los principales cereales, informó ese organismo de ONU.

El ente especializado de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura reportó una baja en la cotización de productos alimentarios comercializados habitualmente de 1,1 por ciento en el octavo mes de este año respecto a julio, con un registró promedio de 169,8 puntos, pero permanece un 1,1 por ciento más alto comparado con igual mes de 2018.

La caída del índice general obedeció al descenso brusco en un 6,4 por ciento de los precios del trigo y de los principales cereales secundarios, especialmente maíz, destaca el informe y explica que el primero mantuvo una tendencia descendente, influenciado por abundantes disponibilidades para la exportación y, por ende, una mayor competencia entre los principales comercializadores.

Los valores del maíz también cayeron bruscamente en agosto dado básicamente a una mayor expectativa de cosecha en Estados Unidos, el mayor productor y exportador de ese grano.

Contrario a ello, compara el informe de FAO, los precios internacionales del arroz repuntaron en ese mes, por escasez estacional en los proveedores del hemisferio norte y mayor preocupación ante los efectos del clima en las cosechas en Tailandia.

También el índice de precios del azúcar se desplomó un cuatro por ciento en agosto pasado debido principalmente al debilitamiento del real brasileño, que tiende a incentivar las exportaciones de ese producto, sumado a un incremento de las perspectivas de mayores envíos de la India y México.

En tanto la cotización de los aceites vegetales promediaron un aumento de 7,5 puntos, equivalente casi al seis por ciento, ubicado en el lugar más alto en los últimos 11 meses, motivado principalmente por un alza repentina de los valores del aceite de palma, originado por un repunte de la demanda mundial de importaciones y existencias menores de lo previsto en Malasia.

La cotización de la carne aumentó un 0,5 por ciento en agosto respecto de su valor revisado de julio y mantiene la tendencia al alza registrada desde febrero, apunta el informe de FAO y destaca que con ese incremento el valor del índice se sitúa, respectivamente, un 12,3 y 7,8 por ciento por encima de los niveles de enero de 2019 y agosto de 2018.

Los productos lácteos como queso, leche desnatada en polvo y leche entera en polvo promediaron un aumento del 0,5 por ciento sus cotizaciones como consecuencia de una mayor demanda de importaciones de entregas a corto plazo, mientras el índice de precio de la mantequilla bajó por tercer mes consecutivo por menor demanda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí