El sector agropecuario es uno de los más importantes para la economía del país.

Las labores de atención al campo ecuatoriano y de generación de políticas enfocadas al desarrollo agropecuario continúan con fuerza esta semana en el país a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y sus 24 direcciones distritales.

Las tareas se centran, sobre todo, en capacitación, asistencia técnica y actividades como ferias productivas. En las provincias de Azuay, Cañar y Bolivar, más de 150 técnicos están desplegados en las diferentes localidades, con un alcance a un promedio de 5.000 agricultores y ganaderos.

Allí se capacita a los productores en manejo de enfermedades como la Punta Morada de la Papa (PMP), elaboración de insumos orgánicos, acopio de leche y producción de ensilaje. Así también, en Santa Elena, cerca de 200 productores reciben asistencia sobre el uso correcto de plaguicidas, y también sobre cómo gestionar créditos. Un esquema similar se realiza en el resto de provincias de la Costa, Sierra, Oriente y Galápagos.

Jesús Álvarez, productor de la asociación Nueva Esperanza, de Sucumbíos, recordó que mediante el Proyecto Café y Cacao reciben capacitación de buenas prácticas en estos cultivos y sobre cómo producir con un enfoque de mercado. “Como organización tenemos la visión para captar nuevos mercados; por eso ahora estamos recibiendo asistencia sobre cómo instalar un centro de procesamiento para retirar la pulpa del café, porque sabemos que esto es lo que requieren los mercados internacionales”, señaló.

El Ministerio tiene programas y proyectos que aportan a las actividades productivas en diversos ámbitos como seguro agrícola, innovación tecnológica, agricultura familiar y campesina, ganadería sostenible, riego tecnificado entre otros. Por ejemplo, hasta el momento, el Proyecto de Irrigación Tecnificada (PIT), ha entregado un total de 11 subproyectos en las provincias de Bolivar, Carchi, Azuay, Manabí, Imbabura, El Oro, Pichincha, Los Ríos y Manabí, con más de 450 familias beneficiadas.

“Este es un Ministerio de puertas abiertas que siempre está junto al productor”, afirmó Gustavo Martínez, subsecretario de Musáceas. La autoridad señaló que en el caso de estos rubros (banano, plátano y orito), los técnicos recorren el campo permanentemente para brindar la ayuda necesaria a los agricultores, sobre todo en el tema de capacitación para prevenir enfermedades como el Fusarium Raza 4.

“Buscamos que sean más productivos y que observen correctamente las medidas de bioseguridad en las fincas, para evitar el ingreso de esta enfermedad que constituye una seria amenaza para la sostenibilidad de la especie en el Ecuador”, manifestó el Subsecretario.

Ecuador tiene más de 8.000 productores de banano, de los cuales el 61% es pequeño. “Hacia ellos va nuestra mayor atención por que requieren trabajar de forma asociativa para mejorar su calidad de vida”. Otras áreas de esta cartera de Estado, como el de Seguro Agrícola, buscan fortalecer la cultura de aseguramiento y brindar una garantía a los productores para que continúen cultivando la tierra con tranquilidad.

“Nuestro trabajo es respaldar al agricultor, capacitándolo, levantando avisos de siniestros, revisando sus documentos, y en general, brindarles un acompañamiento para que se sienta seguro”, explicó Victoria Donca, responsable de Agroseguro en la provincia de Los Ríos.

Verónica Rivera, productora de la Asociación San Vicente de Ferrer de Paute, provincia del Azuay, acudió esta mañana a una capacitación sobre generación de valor para granos andinos como quinua, amaranto y chía.

Afirmó que esta es una gran oportunidad para aquellos agricultores que desconocen qué otros usos puedan dar a estos granos. El grupo trabaja actualmente en la producción de pan de quinua. El aporte del sector agropecuario al PIB del país es del 8%, con un total de 5.683 millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí