Uno de los temas principales a tratarse en la XVI Convención Internacional del Banano que se desarrolla en el Hotel Hilton de Guayaquil y que culmina el 3 de Octubre, es el Fusarium Raza 4 Tropical, enfermedad que por su agresividad y su pronta llegada a Colombia ha reunido en varios países a los investigadores de todo el mundo para tratar de buscar soluciones a su control  e impedir la llegada a las   naciones  bananeros que aún no la tienen.

EL PRODUCTOR.COM dialogó con Mauricio Madrigal, quien durante varios años ha venido trabajando con la compañía Dole en varios países y en algunas compañías de Filipinas tratando de buscar soluciones para contrarrestar el problema.

Según el técnico, no hay clones resistentes al fusarium raza 4, si no tolerantes. “Realmente no se ha conseguido resistencia, las primeras investigaciones se hicieron en Taiwán, pero como su producción fue devastada, cuando llego el problema a Filipinas donaron los materiales para que ellos investigaran, y las compañías en forma independiente empezaron a ensayarlos encontrando solo uno que parecía resistente, Filipinas tuvo que aceptarlo porque no tenían más opciones” Explica Madrigal.

De lo que el observó del clon, es que no tiene buena productividad y posee problemas agronómicos y de calidad, por este motivo recomendó a los bananeros de Ecuador trabajar mucho en el tema de bioseguridad para retrasar la entrada del Fusarium y empezar la selección de clones que se adapten al país como lo hizo Filipinas.

Destacó que en Filipinas se está conviviendo y tratando de controlar el problema, porque es un país de pequeños productores, con esquemas de venta a contratistas y producciones pequeñas, pero en su concepto en países de grandes bananeros la situación será totalmente diferente.

Dentro de las recomendaciones que dio para Ecuador está el de blindar totalmente las zonas bananeras, empezar a hacer infraestructura para desinfectar vehículos en carreteras  y  aislar las fincas bananeras, las personas que entren a las haciendas  deben colocarse  botas de hule y que solo se usen en la finca, hay que hacer campañas de concientización, controlar la entrada y salida de  los animales y el gobierno debe actuar con mano fuerte para que las medidas se cumplan en todas las fincas, porque el problema de uno puede pasar al otro, tener mucho cuidado  con las fuentes de agua  porque una vez que estas se contaminan las esporas son arrastradas por la escorrentía  y llegan a los ríos a través del agua de drenaje afectando a los bananeros que  usen esa agua para riego, y la recomendación más importante que se unan todos los bananeros en esta lucha, indicó.

Uno de los problemas con el Fusarium raza 4, explica, es que sus síntomas no aparecen inmediatamente pueden demorar tres meses, o puede demorar un año y se puede confundir con otros problemas como el moco, pero con moco las hojas se empiezan a marchitar de las más jóvenes a las más viejas, y con fusarium es al contrario de las más viejas a las más jóvenes, pero puede confundirse también con el estrés hídrico, internamente es más fácil identificarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí