El último país en el que se ha detectado el virus rugoso del tomate ToBRFV es España. Rafael Sánchez Trujillo, jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía, ha hablado sobre la detección del virus en los invernaderos almerienses durante el congreso Semilla Innova que se ha celebrado en Almería, según ha avanzado el medio local joseantonioarcos.es. La Junta de Andalucía no pueden confirmar todavía el hallazgo del virus, ya que está esperando la respuesta de Brusselas tras haberse el informe pertinente que contiene los progresos del virus  a la Comisión Europea. Dado que este virus tiene un estado cuarentenario, es obligatorio dar parte en el seno de la UE.

Por ahora, el invernadero almeriense está aislado y todas las plantaciones contaminadas han sido tratadas conforme los protocolos establecidos para esta situación. «Se han minimizado todos los riesgos para garantizar que las explotaciones vecinas queden protegidas», explica Rafael, comparando su tratamiento con el que se hizo del brote de Xylella fastidiosa de hace algunos años, el cual fue erradicado.

Inocuo para humanos y animales
El virus resulta inocuo para los humanos y los animales, pero puede causar daños graves a los cultivos. Además, es muy contagioso y se puede transmitir con facilidad. Desde su primera aparición, este virus se ha detectado en Alemania, California, México, Italia, Grecia, China, Israel, Jordania y el Reino Unido.

También en los países se está propagando. En total, se ha detectado en 10 invernaderos: 6 en la región de Westland y 4 fuera de ella. Además, existen serias sospechas de la presencia de este virus en otros 7 invernaderos.

Pese a que no hay confirmación oficial por parte de los organismos gubernamentales, se afirma también que hay invernaderos contaminados en Estados Unidos y Canadá, si bien unas estrictas medidas de higiene han ayudado a los productores a erradicar el virus.

Higiene
Puesto que no existe ninguna vacuna ni variedades resistentes para combatir el ToBRFV, este virus tiene que ser erradicado mediante una limpieza concienzuda de los invernaderos. «La bioseguridad es nuestra principal defensa y la prevención es clave». Este es el pensamiento general y el motivo de que muchos invernaderos estén cerrados a los visitantes actualmente.

Dado que muchos productores españoles cultivan en el suelo, se prevé que el virus será muy peligroso para el país. Una situación similar se ha dado en Italia, donde se dice que el virus no deja de extenderse.

El ToBRFV pertenece al grupo de los tobamovirus, formado por alrededor de 30 virus diferentes. Los cultivos más afectados por el ToBRFV son los tomates y los pimientos. En tomates, provoca clorosis, mosaico y moteado con estrechamiento de las hojas. Ocasionalmente, aparecen manchas necróticas en los pedúnculos, cálices y peciolos. En los frutos, se observan manchas amarillas o marrones, así como una rugosidad que hace imposible comercializarlos. Es posible también que los frutos presenten malformaciones e irregularidad en la maduración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here