El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) ha informado que el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) ha incrementado sus acciones para prevenir el ingreso a Perú del Huanglongbing o dragón amarillo, la plaga que afecta a las producciones de cítricos. Estas medidas se ejecutan en especial en los departamentos de Tumbes y Piura, donde el Senasa ha puesto en marcha una vigilancia fitosanitaria de alta sensibilidad para la detección temprana del insecto transmisor Diaphorina citri, que incluyen también las zonas urbanas.

Acciones de prevención
Las acciones de prevención comprenden el fortalecimiento de la cuarentena en las áreas de alto riesgo. De enero a setiembre de 2019, entre Piura y Tumbes se comisaron 1.046 productos de origen vegetal que no contaban con la certificación fitosanitaria correspondiente. En Tumbes, se decomisaron 835 productos y subproductos de origen vegetal, mientras que en Piura se decomisaron 211 productos, además realizaron 12 reembarques de mercancías.

En Perú aún no se ha detectado Dragón Amarillo, sin embargo, en atención a esta estrategia sostenible de prevención y por los riesgos que genera el comercio informal internacional, el Senasa ha realizado en Tumbes 102 operativos inopinados en lo que va del año, principalmente en la Panamericana Norte, además dos megaoperativos conjuntos con la participación de Sunat, Sutran y Serfor. Asimismo en Piura realizaron 3 operativos en los puestos de control fronterizos entre Ecuador, además de un Operativo Binacional entre Ecuador y Perú por el acuerdo asumido en la Comisión Binacional de Lucha Contra el Contrabando.

Capacitación y vigilancia fitosanitaria
Por el momento, el Senasa ha capacitado a más de 2.800 ciudadanos residentes en Piura y Tumbes sobre prevención y control del ingreso del dragón amarillo y su vector Diaphorina citri, características, hospedantes, daños y consecuencias que traería la plaga de introducirse al país, considerando su alto riesgo por estar presente en Colombia, Brasil, Argentina y Paraguay.

La vigilancia fitosanitaria de alta sensibilidad, comprende el monitoreo permanente de áreas de producción y plantas hospedantes (murraya y cítricos) en patios y traspatios. Además, con la estrategia de detección temprana y oportuna del insecto vector se ha instalado una red de trampeo en áreas de riesgo.

Se estima que si la plaga ingresara al país, las pérdidas que generaría ascenderían 455 millones de soles, aun contando con un programa fitosanitario, y ocasionaría una crisis a escala nacional. Además, se producirían sobrecostos de 20% en el limón, 25% en las mandarinas y un 30% en las naranjas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here