Reportes gubernamentales destacan hoy que las exportaciones alemanas subieron de manera inesperada en octubre, sobre todo por la fuerte demanda de países de fuera de Europa.

Ello contribuyó a una mejora de la confianza en la mayor economía europea, que ronda la recesión en los más recientes trimestres.

El alza del 1,2 por ciento en las exportaciones aumentó las esperanzas de que la economía pueda evitar contraerse en el último trimestre del año.

Ello ocurriría pese a la publicación de una serie de datos económicos negativos en las últimas semanas, incluido un declive de la producción industrial la semana pasada.

Las ventas a los países de la Unión Europea subieron 0,1 por ciento comparado con un año atrás, pero el valor de los productos germanos vendidos a países no europeos aumentó 4,6 por ciento.

Los analistas esperaban que las exportaciones cayeran 0,7 por ciento en octubre.

El experto de la oficina de análisis ING Carsten Brzeski señaló que tras el decepcionante dato industrial de la semana pasada, el reporte comercial de esta mañana trajo algo de alivio a la economía.

Pese a dicha opinión, advirtió en contra de un exceso de optimismo.

Dijo que no obstante, con la vista puesta al frente, la prolongada sequía en las solicitudes de pedidos es un argumento fuerte contra el optimismo.

El superávit comercial estaba en una cifra desestacionalizada de 20 mil 600 millones de euros, por encima los 19 mil millones de euros que esperaban los analistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here