La estación lluviosa se acerca y eso se ha convertido en una preocupación para los moradores de las comunidades rurales, sobre todo en los que habitan junto a la vía Barreiro – La Pinela – El Cuatro – La Unión.

Y es que varios tramos quedaron debilitados tras el último inverno, de manera que el principal temor es que con las crecientes de este año el río Clementina se desborde y termine provocando el colapso y rotura de la vía; tal como sucedió en febrero de este año.

Este drama anual causa pérdidas en los agricultores locales a quienes se les daña su producción.

Situación

Joffre Burbano refiere que al romperse los muros, las personas quedan incomunicadas y deben exponerse a diferentes riesgos al tener que buscar rutas alternas para poder llegar al pueblo.

Sin embargo, el principal problema es que las corrientes de agua arrastran gran cantidad de arena hasta las zonas cultivables, lo cual provoca que los terrenos fértiles se conviertan en zonas áridas, con aspecto similar al de un desierto.

“El problema es que la arena se embanca por varios metros de altura sobre las parcelas. Eso impide que no se pueda sembrar, pues la arena se calienta con el sol y quema la planta”, explicó el agricultor, quien aseguró que en zonas como La Pinela y San Francisco, cientos de hectáreas que antes reverdecían de arroz, ahora son arenales con espinos.

Solicitudes

Nieve Flores pidió a las autoridades de la Prefectura la intervención inmediata con maquinarias que permitan levantar la vía y al mismo tiempo, reforzar todas las zonas débiles donde existe el riesgo de colapso.

Jacinto Zúñiga, morador del sector, refiere que los trabajos deben de hacerse en este mismo mes, antes que las lluvias lleguen con fuerzas y sea imposible realizar los trabajos con maquinaria pesada.

“Diferentes tramos de esta vía todos los años se inundan, lo que impide que podamos transitar. La única manera de salir de nuestras casas, es a través de canoas, pero eso nos cuesta dinero”, dijo.

De su lado, Jacinto Suárez, pide la limpieza y desazolve del río que está junto a la carretera, pues asegura que hace muchos años estos trabajos no se han realizado.

“Hay mucho sedimento en el río. Por eso es que el afluente se desborda con facilidad y provoca daños a los terrenos y a los cultivos de arroz de invierno”, manifestó el hombre de 81 años.

Por ello, los comuneros claman a la Prefectura que intervenga de forma inmediata en estos puntos rurales, a fin de que este invierno pueda ser diferente a los anteriores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here