La saturación del mercado del café y la consecuente caída de los precios internacionales mantienen a la baja el valor de las exportaciones de Vietnam, el segundo mayor vendedor mundial del aromático grano.

Directivos de la Asociación Vietnamita del Café y el Cacao (Vicofa), dijeron hoy que en la recién concluida cosecha las facturaciones al exterior solo fueron de 1,7 millones de toneladas.

Aunque esa cifra solo fue 2,9 por ciento inferior a la de la anterior en términos de volumen, la caída en ingresos fue del 14,4 por ciento al situarse estos en unos tres mil millones de dólares, lo que denota una marcada desproporción entre ambos parámetros, lamentaron.

Tales descensos se debieron básicamente a las mayores ventas de Brasil, el mayor exportador mundial, impulsadas por la devaluación de la moneda de ese país y el aumento de las reservas cafetaleras de algunos de los principales compradores a Vietnam (Alemania, Estados Unidos, Italia y España).

Esas y otras circunstancias provocaron que los precios fueran decayendo a lo largo del año hasta promediar un nueve por ciento menos al cierre de noviembre, el nivel más bajo en una década, apuntó Vicofa.

Vietnam esperaba sacarle al café unos 3,74 mil millones de dólares este año, pero con mucha probabilidad se quedará por debajo de la cifra.

El 90 por ciento del café que vende el país es en grano. Para que este siga siendo un puntal de su economía, el país planea aumentar la producción mediante métodos de cultivo intensivo y la modernización y diversificación del procesamiento para acrecentar el valor agregado.

Un proyecto ya en marcha a ese respecto demandará en su primera etapa (hasta 2023) una inversión de 7,5 millones de dólares que se destinarán a la construcción de áreas de cultivo a gran escala y de alta calidad, con modernos sistemas de secado, almacenamiento y procesamiento.

La meta es aumentar la proporción de café elaborado del actual 10 por ciento al 30-40 por ciento hacia el 2030 a fin de ofertar productos con una mejor cotización en el mercado internacional. Se espera que los ingresos en ese año asciendan a unos seis mil millones de dólares.

El sector cafetalero vietnamita ha crecido de manera impresionante en las últimas tres décadas: si en 1991 sus suministros al mercado mundial solo representaban el uno por ciento, en el 2016 ya fue de casi el 20 por ciento.

El año pasado la nación indochina exportó un millón 790 mil toneladas del grano, lo que le reportó ingresos superiores a los tres mil 300 millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here