Una familia vive en riesgo a la altura de la vía a Quevedo, kilómetro 2 y medio, esto debido a que con las fuertes lluvias la vivienda donde habitan se ha cuarteado, por un deslizamiento de tierra. Por ahí también pasa la tubería de alcantarillado que  lleva las aguas al río Pove.

Cristian Jaramillo, uno de los integrantes de la familia comentó que ayer en la mañana escucharon un ruido y al ir a revisar observaron la situación, algo que los tiene preocupados. “Mi mamá fue al Municipio a ver qué se puede hacer pero esta noche (anoche) dormiremos aquí porque no tenemos a dónde más ir.

Las lluvias que se han presentado también han provocado otras secuelas viales, inundaciones, entre otras.

Agua potable

Desde la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Santo Domingo (Epmapa-SD), se informó que durante las fuertes lluvias que se presentan en la zona los niveles

de turbiedad y material orgánico aumentan en el río Lelia; la turbiedad dificulta la potabilización controlada del agua por lo que durante este proceso es necesario bajar el caudal de producción en la Planta de Tratamiento.

Este fenómeno obliga a los técnicos a disminuir la distribución durante algunas horas hasta estabilizar todos los procesos requeridos lo que causará que en algunas ocasiones los turnos se verán disminuidos e incluso suspendidos por emergencia para garantizar la calidad del agua que se distribuye a la ciudad.

El incremento de las lluvias también afecta las instalaciones de la Planta de Captación.

La Empresa de Agua solicita el uso controlado del agua potable en las viviendas así como el abastecimiento necesario durante los turnos habituales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí