Los agricultores temen perder los sembríos de maíz que han empezado a marchitarse.

Celica. Al término e inicio del año,  la  presencia de algunos modestos aguaceros en varios cantones de la frontera sur-occidental de la provincia de Loja hizo que agricultores maiceros procedan a sembrar el maíz.

En varios sectores de Celica y Pindal se dieron ya siembras que, lamentablemente, están resultado un verdadero fracaso, pues el invierno se alejó completamente y más bien las altas temperaturas, acompañadas de intensos e incandescentes soles, están marchitando los pequeños brotes de maíz.

Inclusive el cantón Celica, que se encuentra en la parte alta del sector sur de la provincia,  recibe el impacto del intenso sol, y por la tarde y noche, la presencia de una ligera neblina como si se tratara más bien de una despedida del invierno.

Agricultores maiceros de la zona muestran su preocupación por la ausencia de las lluvias hasta los actuales momentos y por los intensos soles, que han desvanecido la idea  de realizar  los sembríos.

La preocupación se extiende también para los ganaderos de la zona de influencia del invierno, porque los potreros y pastizales, que estaban empezando a tomar frondosidad, pueden verse afectados por la falta de lluvias,  lo que originaría otro serio inconveniente para los animales, pues se pone en riesgo su alimentación.

En la ciudad de Celica, en los últimos meses, hubo serios racionamientos de agua,  debido a  que los manantiales de la parte alta  estaban escasos de líquido vital, pero por semanas se mejoraron los niveles con las esporádicas lluvias, pero de seguir así los cortes de agua podrían volver.

En el cantón Zapotillo, las temperaturas se han elevado peligrosamente  provocando verdaderas olas de calor, y ciertos conatos de  incendios como el ocurrido en el sector Hualtacos.

En el cantón Celica, según el MAG, se siembran alrededor de 18 mil hectáreas de maíz, en Pindal bordean los 14.000, y en cada hectárea se siembran 60.000 semillas que pueden arrojar en tiempo bueno,  cerca de 200 quintales de la gramínea.

Los terrenos permanecen secos en las zonas de Celica  y Pindal y parte de Puyango a la altura de El Limo, cuyas tierras  son  más propensas  a los sembríos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí