Foto Internet

La Autoridad Panameña de Alimentos (Aupsa) rechazó el ingreso a Panamá de alrededor de 162.000 cebollas moradas procedentes de España, al interceptar en la mercancía una plaga de parásitos vivos y de alto riesgo para plantas ornamentales, conocidos científicamente como Rhizoplyhus spp, también llamados ácaros de los bulbos.

Tras la confirmación de la plaga por el servicio fitosanitario panameño se determinó devolver la carga total a su país de origen.

Raúl Saucedo, administrador de la Aupsa, expresó que diciembre ha sido un mes en que la institución ha estado amenazada de forma continua con este tipo de invasiones. “Nosotros somos una institución de seguridad, no una empresa de fumigación. Quienes traen alimentos a Panamá deben estar conscientes de que el fumigar sus productos es una norma que no se puede evadir”, aseveró Saucedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí