Con el propósito de mantener y garantizar la salud y el bienestar de los animales, técnicos veterinarios de la Dirección Distrital de Pichincha, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), iniciaron la desparasitación y vitaminización de bovinos, en la parroquia de Nono, del cantón Quito.

En total fueron intervenidas 80 cabezas de ganado, que de parte del personal técnico veterinario recibieron vitaminas de complejo B  para evitar deficiencias en la producción de leche y el retraso de crecimiento en terneros.

También aplicaron dosis de desparasitante, (Ivermectina 1%), con la finalidad de que los animales no contraigan distintas parasitosis que afectan al ganado bovino y que se ven acentuadas en esta época.

El trabajo se realiza de manera coordinada con el Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial (GAD), entidad con la que se ha planificado que las labores se enfoquen en mantener el bienestar de los animales y  la calidad de estos. La consigna es que será mucho más económico prevenir enfermedades en el ganado, que curarlas.

Para Juan Bravo, médico veterinario, la desparasitación ya no es solo una cuestión de bienestar y salud del animal, sino que es una cuestión de salud pública, debido a que es la ciudadanía -que consume los derivados- la que corre riesgos al alimentarse con leche y carne enferma.

Anabel Delgado  coordinadora de la Comisión de Producción y Economía del GAD parroquial de Nono, destacó la importancia de este tipo de trabajos con los agricultores y agradeció la asistencia de los técnicos de territorio.

“Es un magnífico aporte. Con la desparasitación y las vitaminas protegemos al ganado, y mucho más en este tiempo que se vienen las lluvias”, mencionó al agradecer la asistencia que reciben de parte de los técnicos.

Para finales de este mes está planificado realizar un circuito más por la parroquia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí