En la granja de la Dirección Distrital del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en Tena, varios agricultores de las parroquias Misahullí y Talag, aprendieron a realizar abonos orgánicos. Los técnicos del MAG aprovecharon el material vegetal disponible en este espacio, para a través de la práctica instruir sobre el procedimiento y los materiales a utilizar para el desarrollo de estos insumos naturales.

Yesenia Andi, de la Asociación Tarbak Warmi (mujeres trabajadoras) mencionó que este apoyo por parte del MAG es muy importante “Hoy aprendimos a hacer los abonos orgánicos con nuestras propias manos, muchas veces desperdiciábamos los que la tierra nos da”.

El compost es el resultado del aprovechamiento de los desechos del material orgánico, que ofrece la propia naturaleza y el suelo.

Willan Caicedo, técnico del MAG indicó que previo a esta práctica se capacitó a los productores de manera teórica. “Hoy hemos creamos compost, que es un abono orgánico para mejorar las condiciones, físicas, químicas y biológicas de nuestros suelos”.

Asimismo, Nanci Andi manifestó «dentro de la comunidad enseñaremos a otras personas a realizar este tipo de abonos» como compromiso de replicar los conocimientos adquiridos junto a los técnicos.

El material orgánico necesita ser revuelto y humedecido cada 15 días. A los 60 días la compostera estará en óptimas condiciones para que el abono ya constituido, sea trasladado por los beneficiarios a sus comunidades.

Con esta práctica el MAG pretende mejorar la producción de los cultivos, optimizar recursos, pero sobre todo cuidar la salud del productor y el consumidor final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí