Richard Salazar de Acorbanec describe los pasos que está tomando el sector bananero para aliviar la crisis. FOTO ARCHIVO EL PRODUCTOR.COM

En una entrevista concedida al portal Fruitnet, Richard Salazar, Director Ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Exportadores de Banano (Acorbanec), habló sobre el costo que está teniendo el brote de coronavirus en el sector bananero del país.

China se está convirtiendo en un mercado cada vez más importante para las bananas ecuatorianas. ¿En qué medida las exportaciones a China se han visto afectadas por el brote de coronavirus hasta ahora?
La decisión de extender las vacaciones del Año Nuevo chino por 10 días hizo que los puertos, bancos, aduanas, etc. se detuvieran por completo, causando una incertidumbre total hasta el 7 de febrero. Hubo contenedores de plátano atrapados en los diferentes puertos durante más de dos o tres semanas, y no recibimos pagos de las últimas dos semanas de 2019 y las primeras semanas de 2020.

Debido a este hecho, no se cargaron bananas para su envío a China durante casi dos semanas. Sin embargo, a partir del 10 de febrero, se reanudaron los pagos y nuestros clientes nos pidieron que enviáramos la fruta contratada; de hecho, incluso nos pidieron que enviáramos más fruta.

Logísticamente, ¿qué problemas ha encontrado?
La paralización de los puertos chinos ha generado una escasez de contenedores. Varias líneas navieras ya han impuesto un recargo por congestión en los contenedores atascados en los puertos de Shanghai, Xingan, Ningbo, de US $ 1,200 a US $ 1,250.

A partir de marzo, algunas compañías navieras han anunciado que no atenderán este mercado desde Ecuador debido a la falta de contenedores. La verdad es que enfrentamos una escasez de capacidad.

¿Qué otros mercados se han visto afectados o espera verse afectado en las próximas semanas a medida que se propague el brote?
Desafortunadamente, el coronavirus se ha extendido por todo el mundo y las cosas se han vuelto más complicadas. El Medio Oriente es nuestro tercer mercado más grande para las bananas. Como Turquía ha cerrado unilateralmente sus fronteras debido al aumento en los casos en Irán, esto significa que el gran volumen de las bananas que pasan por el puerto turco de Mersin en ruta a Irán, Irak y Siria ya no pueden hacerlo. Esto ha provocado una acumulación de contenedores en Turquía, con varios barcos más en camino. No tenemos idea de cuándo se volverá a abrir la frontera.

¿Ya está viendo una disminución significativa en los pedidos en otras partes del mundo?
Como mencioné anteriormente, los pedidos en China ahora se han reanudado. Sin embargo, debido a la escasez de contenedores, prevemos una reducción del 20 por ciento en las exportaciones a este mercado. La situación en el Medio Oriente es incierta debido al cierre en curso de la frontera turca y al aumento de la incidencia de coronavirus en Irán.
También estamos viendo una caída en los envíos a Italia después del cierre de varias ciudades. Pero esto se debe a problemas logísticos más que a una falta de demanda. Italia ya había reducido su compra de bananas ecuatorianas en un 48 por ciento el año pasado en comparación con 2018.

¿Qué medidas ha tenido que tomar el sector hasta el momento para aliviar la situación?
Hemos mantenido reuniones con los Ministros de Comercio Exterior y Agricultura para resaltar el problema que enfrentamos y las implicaciones para las exportaciones ecuatorianas. En particular, hemos enfatizado la necesidad de establecer líneas de crédito oportunas y ágiles para los exportadores para aliviar el problema de los pagos atrasados ??y garantizar que puedan pagar a los productores y proveedores. También solicitamos la aplicación inmediata y temporal del Sistema Simplificado de Declaración de Impuestos.

¿Cuáles son las implicaciones para el sector si el brote continúa extendiéndose?
Esto ya es un problema mundial. El cierre chino ha detenido la producción y exportación de ese país, causando una caída en el precio de productos básicos como el petróleo, lo que está afectando las economías de países como Rusia y las naciones del Medio Oriente. Rusia es el segundo mercado más grande para las bananas ecuatorianas, y ya ha devaluado su moneda. En Europa, el euro también se ha devaluado en comparación con el dólar, lo que también afecta nuestras exportaciones.

Si el virus continúa propagándose, esto complicará aún más la distribución de las bananas y reducirá la demanda.

¿Ha desarrollado un plan de contingencia en caso de que la crisis continúe y se extienda?
En primera instancia, estamos trabajando arduamente para reducir nuestro suministro exportable y activar líneas de crédito para productores y exportadores en Ecuador, además de solicitar que el gobierno brinde al sector una desgravación fiscal, como se mencionó anteriormente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí