La MSc. Jocelyn Jofré y el Dr. Nelso Navarro del Laboratorio de Ecofisiología y Biotecnología de Algas de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Magallanes (LEBA-UMAG), publicaron en la prestigiosa revista Marine Drugs sus recientes hallazgos en torno a compuestos de algas marinas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

El estudio se enfocó en determinar la composición y concentración de compuestos que absorben rayos UV (ultravioleta) en tres especies de algas marinas presentes en la región. Estos compuestos se denominan, genéricamente, como micosporinas y existen más de 30 tipos diferentes en diversos organismos.

“Uno de los principales resultados del estudio es que logramos extraer e identificar ocho de esos compuestos, siendo dos de ellos, reportados anteriormente sólo en hongos y corales. Además, pudimos extraer otro compuesto que aún no podemos determinar, pero estamos trabajando en su identificación” agrega la MSc. Jocelyn Jofre. Para la identificación, fueron utilizadas técnicas avanzadas, sólo posibles de acceder gracias a las redes de colaboración con investigadores de la Universidad de Málaga.

El estudio también se enfocó en la variación de esos compuestos a escala estacional con el objetivo de determinar los factores que afecten la producción de micosporinas en las algas marinas. “Logramos determinar que las tres especies estudiadas presentan una dinámica diferente en la acumulación de esos compuestos. Una de las especies acumula más micosporinas en invierno, otra en primavera y la última en verano”, aseguraron los investigadores.

La MSc. Jofré asegura que esta información es crucial por dos motivos: “Primero: el hecho que identifiquemos especies que acumulen micosporinas en diferentes estaciones puede asegurar la producción de esos compuestos durante todo el año; y segundo: conocer los factores que afectan la producción de micosporinas en las algas es una información importante para que en el futuro podamos inducir, artificialmente, la producción de esos compuestos en las células de las algas”.

“De hecho, ya lo hemos hecho en otras ocasiones con otras especies de algas”, agrega el Dr. Navarro, quien hizo hincapié que, en otro estudio, también publicado en una revista de circulación internacional, lograron cuadruplicar la producción de esos compuestos en algas en laboratorio, sólo manipulando los factores que afectan el contenido de las micosporinas.

¿Por qué estudiar las micosporinas?

Debido a que estos compuestos absorben radiación UV, han sido utilizados en la producción de varios productos, como por ejemplo protectores solares. Sumado a ello, hay otras características físico-químicas que le confieren a estos compuestos interesantes efectos como actividad antioxidante, anti inflamatoria, etc., los cuales pueden tener una aplicación potencial en la prevención y tratamiento terapéutico de las afecciones relacionadas con la producción de radicales libres y la radiación UV en humanos.

Actualmente, el uso de micosporinas de algas marinas en nuevos productos biotecnológicos no se ha explorado por completo, principalmente, debido a la baja concentración de estos compuestos en estos organismos. Es en este contexto, que la búsqueda de especies con alto contenido de micosporinas o la capacidad de sintetizar estos compuestos es una tarea aún en desarrollo.

Al respecto, el Dr. Navarro comenta que por más de 10 años han estudiado estos compuestos en algas de la Región de Magallanes. Dichos trabajos se han basado en identificar algas con altos contenidos de micosporinas, así como de especies que tengan la capacidad de sintetizarlos con el fin de proponerlas como potenciales fuentes para la extracción de esos compuestos a nivel comercial.

Cabe destacar que Marine Drugs es una revista internacional de alto impacto sobre investigación, desarrollo y producción de compuestos biológicos y terapéuticamente activos del mar. Su factor de impacto actual es 3.77 y su CiteScore (2018 Scopus data) =4.57.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí