Mientras la Mesa de Enlace, que agrupa a grandes patronales agropecuarias argentinas, encabeza desde hoy un paro contra las retenciones a la soja, desde los sectores humildes del campo saldrán a mostrar su desacuerdo con esta medida de fuerza.

La tensión se sentirá en este inicio de semana con la huelga de 96 horas, la primera que enfrenta el gobierno de Alberto Fernández, de un sector molesto por la decisión de incrementar de 30 a 33 por ciento los impuestos sobre las ventas al exterior de soja y derivados para poder darle mayor impulso a las economías regionales.

Con posiciones encontradas y cuestionamientos de varios sectores por considerar la protesta con trasfondo político los Trabajadores y Trabajadoras de la tierra (UTT), realizarán este lunes un ‘verdurazo’ en la Plaza de Mayo, donde regalaran alimentos para expresar su rechazo a la posición de la mesa.

Esta iniciativa busca ‘dejar en evidencia que se están disputando dos modelos de país: uno corporativo y concentrado, que acapara tierras y recursos naturales, y otro solidario e inclusivo, que apunta a la soberanía alimentaria y a la garantía de derechos’, señaló la UTT en un comunicado.

En recientes declaraciones a la prensa local, el referente de esa agrupación, Nahuel Levaggi, consideró que ‘las retenciones segmentadas son una medida justa para que quienes más se han beneficiado del modelo agroexportador concentrado aporten a financiar las políticas públicas estratégicas para la lucha contra el hambre’.

La decisión del gobierno de aumentar el impuesto a las exportaciones de la soja causó reacción de ciertos sectores agropecuarios que decidieron cesar desde hoy y hasta el jueves la comercialización, pero sin cortes de rutas.

Varias han sido los colectivos que rechazan esta posición, entre ellos la Federación de Cooperativas Federadas (Fecope), perteneciente a la Federación Agraria Argentina, que la calificó de iniciativa política.

‘La Federación de Cooperativas Federadas no acuerda el cese de comercialización lanzado por la mesa de enlace por considerar que se trata de una medida netamente política, que no expresa el mandato de nuestras bases’, señaló ese colectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí