Cinco granjas ecuatorianas obtuvieron el sello de sostenibilidad del langostino ecuatoriano Sustainable Shrimp Partnership (SSP).

Dos son las fincas camaroneras, Marfrisco y Quiñónez, de Promarisco, del Grupo Nueva Pescanova; las otras son Corporación Lanec, Bellitec y Greentrailcorp, de Grupo Lanec.

Todas estas granjas están certificadas por el Consejo de Administración de Acuicultura (ASC) y comparten la política de cero uso de antibióticos, que generan un impacto neutral en el medio ambiente y ofrecen una trazabilidad completa de cómo se producen los langostinos.

El director de acuicultura Vannamei en Grupo Nueva Pescanova, Carlos Sánchez, se mostró complacido de formar parte de SSP, él indicó que “es una referencia para la industria mundial de langostinos”.

Este sello, añadió, “ofrece a los consumidores no solo langostinos de primera calidad, si no también, un producto saludable”.

Estas granjas han sido certificadas a través del Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec), su representante, Sebastián Ochoa, indicó que las granjas no solo están cumpliendo los estándares de alta calidad, si no también, “que están alineados con los desafíos globales de cambio climático y sostenibilidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí