Foto Cortesía / Marlene Bernal

ProPalma,  la Federación Nacional de la Cadena Productiva del Aceite de Palma en el Ecuador que representa a todos los actores del sector de la palma aceitera que integran los tres eslabones de la cadena,  palmicultores, extractoras e industrias, ha solicitado al Gobierno Nacional que se les permita nuevamente la exportación de jabones.

Oscar Calahorrano, presidente ejecutivo del gremio, indicó a EL PRODUCTOR.COM, que cuando inició la pandemia en Ecuador, El Comité de Comercio Exterior (Comex) notificó al Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) sobre la prohibición de  exportar algunos insumos entre ellos el jabón, con el fin de no dejar desabastecido el país en la emergencia.

“Creemos que al inicio fue una decisión acertada, fundamental asegurar la producción nacional y que no haya escasez, pero ya transcurridas varias semanas hemos hecho un análisis  técnico con el objetivo de medir nuestra capacidad productiva y le hemos demostrado al gobierno que nuestra capacidad productiva interna es excedentaria y nos permite producir a nivel interno y externo y sería una forma en la que Ecuador puede aportar a los demás países que no tienen esa misma producción siendo un  insumos necesario para esta época. Nosotros podemos garantizar totalmente la producción interna y aprovechar el excedente que tenemos. Por lo que le pedimos al gobierno levantar la prohibición” indicó el directivo.

La pandemia ha tenido  efecto en todo el mundo y la agroindustria de la palma también se ha visto afectada y estamos conscientes de que se extenderá por varios meses y por lo que creemos  que todos debemos sumar esfuerzos, para lograr soluciones que permitan ayudar a los ecuatorianos ahora más que nunca, indicó Calahorrano, recalcando que La cadena productiva del aceite de palma representa el 4% del PIB agrícola, genera más de 150.000 empleos directos e indirectos  y que el 80% está en manos de pequeños productores.

Según el directivo el año anterior la producción nacional absorbió el 67% de la producción de aceite crudo de palma para destinarla al consumo interno y un 16% adicional para la fabricación de productos que se exportaron a mercados externos. Este año proyectamos un excedente aproximado de 75.000 y 100.000 toneladas de aceite crudo.

En los Primeros 3 meses se han exportado 44.600 ton lo que significa que ya se ha podido exportar entre el 35 y 40% por lo que debemos pensar qué hacer con ese 60 % que se distribuirá en los meses siguientes de este año.

“Es necesario concretar lo más pronto posibles líneas de financiamiento emergentes para sectores productivos como el nuestro, esta alternativa anunciada por el Presidente de la República, nos permitirá trabajar en un esquema de absorción de parte del excedente de aceite crudo para la producción de verano. Pero necesitamos líneas de crédito ágiles con condiciones preferenciales para los sectores productivos y que se activen pronto para que podamos adquirir estos excedentes y mitigar los efectos que se viene en toda la cadena” destacó Calahorrano.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí