Foto Internet

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) anunció este jueves la inversión de USD 9 millones (EUR 8,4 millones) en el Fondo de Inversión para Agroempresas (Fondo ABC), un fondo de impacto de capital mixto.

La inversión fue posible gracias a la contribución de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

De conformidad con la estrategia para la colaboración con el sector privado que aprobó en septiembre de 2019, el FIDA puede financiar directamente entidades del sector privado e invertir en fondos destinados a pequeñas y medianas empresas (pymes) rurales y a cooperativas de pequeños productores.

Esto permite que el FIDA financie una gama más amplia de proyectos orientados a aumentar la capacidad productiva de las personas pobres de las zonas rurales, mejorar los beneficios que estas obtienen al participar en los mercados y promover la aplicación de prácticas climáticamente inteligentes.

“La participación del sector privado en la erradicación del hambre y la pobreza ya era crucial antes de la crisis de la COVID-19. Ahora ha cobrado aún más importancia en este momento en que nos esforzamos por reducir algunas de las consecuencias inmediatas de la crisis y planificamos una recuperación a más largo plazo para cuando esto acabe”, manifestó Gilbert F. Houngbo, Presidente del FIDA.

Antes de la crisis de la COVID-19, la demanda de financiación, que equivalía a USD 240 000 millones, superaba con creces los recursos disponibles, los cuales ascendían a unos USD 70 000 millones, lo que generaba un déficit de unos USD 170 000 millones. Esto implica que cerca del 70 % de la demanda de financiación de unos 270 millones de pequeños productores de América Latina, África Subsahariana y Asia Meridional y Sudoriental quedaba sin satisfacer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí