Según un nuevo informe de la Red Global contra las Crisis Alimentarias publicado esta semana, unos 135 millones de personas de 55 países sufrieron inseguridad alimentaria extrema en 2019, una cifra que podría aumentar este año por el coronavirus.

Ante estas cifras, los ministros de Agricultura de los países miembros del G20 han pedido en un comunicado conjunto emitido este martes que se eviten medidas restrictivas “injustificadas” para combatir la pandemia del coronavirus que puedan afectar a los suministros de comida en los mercados mundiales. “Evitaremos cualquier medida restrictiva injustificada que pueda conducir a la volatilidad excesiva de los precios de los alimentos en los mercados internacionales, así como amenazar a la seguridad alimentaria de la población mundial“, indicaron.

Asimismo, apuntaron que las medidas tomadas por los países tienen que ser proporcionadas y transparentes para que “no creen barreras innecesarias al comercio ni la interrupción de las cadenas mundiales de suministro de alimentos”.

En este sentido, resaltaron la necesidad de proteger la seguridad alimentaria de todo el mundo, especialmente de los países más vulnerables, y reafirmaron su compromiso de no imponer restricciones a las exportaciones de alimentos y productos agrícolas con fines humanitarios que sean adquiridos por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otras agencias.

Por otra parte, los ministros del mecanismo del G20 hicieron hincapié en la importancia de “evitar la pérdida y el desperdicio de comida causado por las interrupciones en las cadenas de suministro, que podrían incrementar la inseguridad alimentaria y los riesgos nutricionales, así como pérdidas económicas”.

Además, pidieron fortalecer la sostenibilidad de los sistemas alimentarios para hacer frente a futuros brotes de enfermedad.

Las peticiones de España
Por su parte, el ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha recalcado que la crisis de la COVID-19 ha puesto de manifiesto que el virus no respeta fronteras, de ahí la necesidad de reforzar la cooperación internacional.

En este contexto, Planas ha urgido a aunar esfuerzos, de forma transparente y proporcional, para garantizar a nivel internacional el flujo de productos básicos, como los alimentos. Para el ministro, la transparencia en la información sobre la producción y el comercio de materias primas, a nivel mundial, cobra en estos momentos mayor relevancia para garantizar la seguridad alimentaria.

El Ministerio ha señalado en un comunicado que Planas ha insistido en que “debemos redoblar nuestro compromiso” para alcanzar el objetivo de poner fin al hambre en 2030 (ODS 2 de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible). Además, ha agradecido a la Presidencia de Arabia Saudí por el esfuerzo realizado para mantener el espíritu de cooperación del G-20 y responder de una manera conjunta y coordinada a la crisis planetaria desencadenada por el COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí