El retraso de las entregas en los puertos, solicitado a las compañías de transporte por el retail, podría reducir el transporte marítimo de contenedores hasta un 30% en los próximos meses, de acuerdo con Esben Poulsson, presidente de la Cámara Marítima Internacional (ICS). Esta ralentización ha hecho caer la actividad de transporte marítimo probablemente alrededor del 15% en lo que va de año en medio de la pandemia de coronavirus, añadió Poulsson, quien proyectó que la disminución del segundo trimestre, en comparación con el año pasado, dependerá de la medida en que los Gobiernos reabran las economías.

La caída supone un revés para las líneas navieras globales como Cosco Shipping y ONE, que comenzaron el año con fuerza cuando los volúmenes comerciales saludables permitieron a la industria del transporte marítimo aumentar las tarifas. Ese optimismo se ha evaporado ahora, ya que el brote de virus ha obligado a los consumidores a quedarse en casa, frenando las ventas al por menor en los mayores mercados de consumo.

Las reservas anticipadas de transporte desde Asia a América del Norte y Europa se han ralentizado en abril y mayo, según el CEO de ONE, Jeremy Nixon. Y la situación no es menor, la baja demanda de capacidad ha llevado a la flota inactiva de portacontenedores a un fuerte aumento, llegando a los 2,20 MTEU –correspondientes a 385 unidades– al 13 de marzo. Se espera que esta cifra aumente las próximas semanas y que también incremente la cantidad de itinerarios cancelados. Igualmente, se cree que el próximo festivo por el Día del Trabajo en mayo podría desencadenar una nueva ronda de recortes de capacidad.

En Estados Unidos, los contenedores que ingresan por el Puerto de Los Ángeles se desplomaron un 26% en marzo con respecto al año anterior, mientras que el desempeño en la movilización de contenedores en Singapur cayó a su peor lectura desde agosto; también en Hong Kong la productividad volvió caer por debajo de la media después de un breve respiro en febrero.

Según un análisis realizado por Alphaliner sobre el Altman Z-Scores de las navieras top del mundo a finales de 2019, siete de las once navieras tienen Z-Scores inferiores a 1,3, lo que indica una probabilidad «muy alta» de una posible insolvencia. Las otras cuatro (Hapag-Lloyd, Maersk, OOIL y Wan Hai) tenían Z-Scores más saludables de 1,72 a 1,92 puntos, pero también podrían estar bajo presión si la contracción de la demanda se prolonga durante un período prolongado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí