Foro Internet

El campo castellonense ha sido golpeado nuevamente por una borrasca atlántica que ha dejado fuertes episodios de tormentas. En las comarcas de la Plana Alta, Alcalaten y Baix Maestrat, prácticamente en todo el territorio, se han superado con creces los 100 l/m² acumulados y, en algún caso puntual, se han llegado a rebasar los 200 l/m², como en Borriol (266 l/m²), la Pobla Tornesa (241 l/m²), Xodos (206 l/m²) o Vistabella con (200 l/m²). Estas precipitaciones han provocado inundaciones en las zonas más bajas, anegando huertos de frutales y de cítricos aún no recolectados.

Tal como ha advertido José Vicente Guinot, presidente de la Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castellón, Fepac-Asaja Castellón, si los campos permanecen inundados varios días tras las últimas lluvias torrenciales se podrían provocar «problemas importantes de asfixia radicular y hongos», así como pudriciones en cítricos aún por recolectar.

En cuanto a los cítricos, ha asegurado que «estando ahora en un momento importante en la recolección de naranja, como por ejemplo variedades como la Lane Late, Powel o las Valencias, esta lluvia puede provocar, si la humedad es persistente, problemas de pudriciones en la fruta, además del consecuente retraso que se producirá en la recolección hasta que se sequen las fincas y se pueda entrar en las mismas».

En cuanto a los cultivos de secano, toda lluvia es beneficiosa para el devenir de la cosecha y, a falta de valoraciones más concretas y a la espera de poder acudir a las explotaciones, parece haber sido beneficiosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí