Tal como ha informado el presidente de la Fundación para el Mejoramiento del Plátano en Venezuela (Fumplaven), José Rafel Urdaneta, la falta de combustible para mantener activos los sistemas de drenaje durante el inminente periodo de lluvias podría hacer peligrar la producción de unas 10.000 hectáreas de plátano.

Urdaneta precisó que se «necesitan 60.000 litros de gasolina y 30.000 de diésel semanales por un lapso de dos meses» para salvar la cosecha, debido a que los sistemas son mecánicos y los motores únicamente se accionan con combustible, según reseña Unión Radio.

El representante de la fundación comentó que el tiempo máximo que poseen para atender esta situación es «esta semana», debido a que las condiciones meteorológicas no han sido favorables.

«El gran reto de los productores es la falta de gasolina para poder controlar y supervisar, todas la labores que normalmente se realizan», acotó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí