Foto Internet

La crisis sanitaria del coronavirus y las medidas implementadas para detener su propagación supusieron un freno en la producción de bananas en Filipinas, el segundo mayor exportador a nivel global donde, según indicó Stephen Antig, director ejecutivo de la Asociación de Productores y Exportadores de Banano Filipino, se estima que los envíos al extranjero podrían caer casi un 40% respecto a 2019, cuando se exportaron 4 millones de toneladas de fruta.

Según Antig, las exportaciones de la fruta continuarán viéndose afectadas después de que se levanten las restricciones, ya que se espera que se mantengan las medidas de distanciamiento social que limitan el número de trabajadores en las plantaciones. «Las bananas deben cosecharse todos los días», dijo Alberto Bacani, presidente de Unifrutti Filipinas. «Cuando regresemos, mucha de esa fruta se echará a perder y habrá que tirarla».

Bacani dijo que las importaciones de plátano de Japón pueden verse afectadas porque muchas granjas que exportan la fruta al país del este asiático están en cuarentena. «En las próximas dos semanas, se verá una reducción drástica en el volumen de banano en Japón», dijo, y agregó que otros exportadores como Ecuador pueden llenar el vacío.

Según un informe de 2020 de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Filipinas representó aproximadamente el 20% de los envíos mundiales de banana en 2019 y aproximadamente el 90% del volumen total de exportaciones en Asia, siendo sus dos principales mercados, China y Japón.

De acuerdo con datos de la organización, desde la década de los 90 la producción mundial de bananas ha crecido un 30% y se estima que el valor total del comercio internacional de esta fruta varía entre 4.500 y 5.000 millones de dólares anuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí