Foto Internet

El agravamiento de la pandemia de COVID-19 en el mundo, que está golpeando con fuerza a Europa y EE. UU., ha supuesto un impacto significativo para las exportaciones de productos perecederos de Costa Rica. Según datos de la Cámara de Exportadores del país (Cadexco), en algunos casos las exportaciones de estos productos han caído hasta en un 90%.

Laura Bonilla, presidenta de Cadexco y empresaria del gremio de productos perecederos, afirma que el golpe se empezó a sentir con más fuerza la semana pasada, cuando la situación se agravó en Estados Unidos por el avance de la enfermedad. Esa nación recibe el 67% de la carga de productos perecederos que Costa Rica exporta.

Sin embargo, los envíos empezaron a ir mal desde que el coronavirus convirtió a Europa en su epicentro. A ese continente los productores nacionales envían el 22% del total de sus exportaciones, de acuerdo con datos de Cadexco.

El sector piñero es uno de los grandes perjudicados por los efectos de la pandemia, con una caída en los pedidos de entre un 25% y un 40%. El gremio sufre una disminución en la demanda de sus productos y la cancelación de contratos, principalmente en Estados Unidos y Europa.

La industria alimentaria y el sector de raíces y tubérculos tampoco escapan al impacto de la ralentización de la economía global. En ambos la afectación ronda un 30% de sus exportaciones. El primer grupo tiene que cargar con la reducción en la demanda y la cancelación de contratos, mientras que el segundo, principalmente, sufre cancelaciones de pedidos de mercados europeos, sobre todo los de Francia, Holanda, Italia y España, además de Estados Unidos.

Aunque aún no se cuantifica el daño, los productos de melón y sandía tampoco la pasan bien en esta coyuntura. A ellos los perjudica la disminución de la demanda de productos y la cancelación de programas de envíos de frutas frescas al mercado estadounidense y al europeo.

Para el mango la situación no es mejor; se estima que la afectación alcanza entre un 30% y un 40% de las exportaciones de la fruta, sobre todo por la caída en la demanda en Estados Unidos.

Junto con la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), los exportadores están buscando nuevos destinos para sus productos perecederos mientras los mercados tradicionales superan la pandemia. Bonilla dijo que, sobre todo, se mira con interés hacia varios países asiáticos como Singapur y Japón, aunque todo se queda por ahora en expectativas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí