El proyecto tiene presencia en siete provincias a nivel nacional: Loja, Guayas, Manabí, Santa Elena, Morona Santiago, Napo e Imbabura.

Después de tres años de intervención en la provincia de Imbabura, el Proyecto Ganadería Climáticamente Inteligente, ejecutado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio del Ambiente, con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), financiado por GEF, llega a su fin.

Desde FAO Ecuador detallaron que durante este último trimestre, las actividades más relevantes con las que la iniciativa cerró su accionar en 2020 fueron la generación de espacios de capacitación para fortalecer las capacidades de técnicos y productores de la provincia, así como la entrega formal del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT) a las autoridades.

Como hitos de este año, resaltaron la capacitación en manejo de registros, beneficiando a 84 productores, la capacitación en educación financiera a 46 productores de las cajas comunales, cuatro eventos de clausura de Escuelas de Campo, donde se contó con la participación de 170 asistentes.

“A través de la alianza entre FAO y Banecuador, 10 productores accedieron a la Línea de Crédito Verde para continuar aplicando buenas prácticas ganaderas. Adicionalmente, un total de 29 fincas ganaderas participaron del levantamiento de información de cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero y riesgo climático”, detallaron.

Metas

 FAO Ecuador menciona que la iniciativa busca reducir la degradación de la tierra y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el sector ganadero del país, así como incrementar y mejorar la provisión de bienes y servicios de la producción ganadera de forma sostenible, reduciendo la degradación de la tierra e incrementando la capacidad de adaptación al cambio climático y de reducción de emisiones de GEI, a través de la implementación de políticas intersectoriales y técnicas de ganadería sostenible, con particular atención en las provincias más vulnerables.

“En Ecuador, la ganadería se caracteriza por ser extensiva con una baja productividad. Por ejemplo, el promedio nacional de producción de leche es de 5.38 litros por vaca; y, la carga animal promedio es de 0.71 UBA por ha. Además, se ocupan grandes extensiones de terreno, los pastos están mal aprovechados y las emisiones de toneladas de CO2eq por unidad de leche o carne son indirectamente proporcional al nivel de productividad”, explicaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí