Foto Internet / Redacción: Marlene Bernal

El sector avícola ecuatoriano produce un aproximado de 2 mil millones de dólares, es decir el 2% de Producto Interno Bruto (PIB), no obstante, los costos de producción son los más altos de Latinoamérica, así lo indicó a este medio Diana Espín, directora ejecutiva de la Corporación Nacional de Avicultores de Ecuador, Conave.

Este sería uno de los principales motivos por los que productos como huevo y pollo son poco competitivos para el mercado de exportación y una de las principales causas que genera el contrabando de productos similares traídos desde las fronteras norte y sur.

Dicho contrabando genera pérdidas al sector avícola de unos 2 millones y medios de dólares anuales aproximadamente sin contar la caída de precios por debajo de los costos de producción indicó Espín.

Durante los días de cuarentena el sector avícola pudo mejorar sus ventas, en parte porque las fronteras permanecieron cerradas, pero en épocas normales por contrabando, indica la vocera, a Ecuador ingresan unos 800 mil huevos semanales, sin mencionar los fertilizados y la carne de pollo.

Por tal razón industrias como la avícola y porcícola se reunieron hace un par de días con la comisión de justicia de la Asamblea Nacional para aportar sus observaciones e ideas en una propuesta de reforma a la ley contra el contrabando y otra un proyecto de ley sobre el mismo tema.

Durante la reunión, explica Espín, expusieron los detalles y características de la cadena avícola pues a su criterio es necesario que los asambleístas entiendan para poder tomar las decisiones pertinentes.

Similar punto sostiene José Orellana, director ejecutivo de la Asociación de Porcicultores, quien considera que es un buen paso considerarlos a ser consultados para tomar en cuenta las medidas necesarias.

Es importante tomar medidas más drásticas y eficientes para que el contrabando pueda ser sancionado” manifestó, agregando que no hay sanciones para quienes ingresan productos como huevos, carnes de aves o de cerdos por las fronteras norte y sur.

Indicó que las observaciones que han realizado a los asambleístas constan de 5 puntos generales, el primero la necesidad de dotar de infraestructuras suficientes para Agrocalidad y Senae para que puedan mantener allí los animales y mercancía incautada hasta que los jueces emitan la sentencia.

Por otro lado, plantearon la necesidad de que los jueces tengan menor tiempo para tomar decisiones sobre casos de contrabando, como tercer punto permitir que el comité para el control se integre a Agrocalidad, otro aspecto sería la asesoría por parte de estas instituciones para tomar decisiones de forma directa contra el contrabando y, por último, la necesidad de considerar al sector agropecuario en esta discusión, ya que también se han visto afectados por dicha problemática.

Orellana manifestó que el contrabando de alimentos ha aumentado considerablemente durante los últimos 8 años en Ecuador, puesto que Perú y Colombia sostienen tratados de libre comercio con Estados Unidos lo que les permite tener mejores precios.

“Es una competencia desleal, pues los precios que ellos manejan son entre 50 y 80% más baratos que los nuestros, ¿a qué se debe esto? Pues a los costos de producción, tenemos materias primas más caras aquí en Ecuador” expresó.

Por lo que uno de las peticiones ante la asamblea es trabajar en un plan de mejora competitiva y logar que los costos de producción bajen y puedan equipararse al de los países vecinos.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí