El intenso olor de un paquete recibido en una oficina de correos en la ciudad alemana de Schweinfurt el pasado sábado obligó al desalojo del edificio, donde una docena de los 60 empleados que se encontraban en su interior requirieron tratamiento médico.

La policía, los bomberos y los servicios de emergencia fueron convocados a la oficina para examinar el paquete sospechoso, descubriendo que en el interior del envío postal había cuatro ejemplares de durián, una fruta con un olor pestilente, que un residente de la ciudad de 50 años había enviado a casa de un amigo en Núremberg, según ha informado CNN.

“Debido al contenido desconocido, inicialmente no estaba claro si el paquete sospechoso presentaba un riesgo mayor”, explicó el Departamento de Policía de Schweinfurt en una declaración.

El durián, de sabor muy dulce, desprende un olor nauseabundo, motivo por el cual en muchos países del sudeste asiático está prohibido llevarla en ascensores, transporte público y lugares cerrados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí