Foto internet / Redacción: Marlene Bernal

La ganadería es otro de los sectores que sufrió los estragos del Covid 19 que está azotando al mundo, no solo por el bajo consumo de carne y leche registrado debido al cierre de restaurantes, centros docentes y demás, sino porque el sector no estaba preparado para esto.

Este virus descubrió que no estamos preparados para nada, no había alimentación suficiente para animales, no teníamos un botiquín listo, no teníamos la preparación suficiente para enfrentar esta crisis” expreso Francisco Caiza, gerente de Biogensa y médico veterinario que durante mucho tiempo viene trabajando con el sector ganadero.

Según este panorama, ¿cuál debería ser el rol de la ganadería luego de esta pandemia?  Para el profesional y analizando el tema con otros expertos en la actividad, el sector tiene que potencializarse si quiere salir de la crisis.  Debe existir un seguimiento de las autoridades, junto con la industria para apoyar al pequeño y mediano ganadero a fin de evitar que desaparezcan y no aumente el desempleo lo que ocasionaría una gran crisis social ya que el sector, según Caiza alberga un poco más de 1 millón 500 mil empleos.

“El gobierno debe apoyar la creación de asociaciones y cooperativas por que individualmente vamos a estar muy debilitados desde el punto de vista económico, comercial y de adquisición y oferta de insumos” destacó el profesional.

Esta situación tan difícil que se presentó a nivel mundial puede ser el escenario para fortalecer el desarrollo de un comercio agroindustrial, social y cooperativo, argumentó.

En su concepto es el momento oportuno para que el gobierno canalice lo que se dejó de hacer por muchos años. “Es importante trabajar en programas de mejoramiento genético, darle las herramientas para que pueda mejorar la calidad de su ganado, desarrollar políticas de biotecnología que le llegue a todos los segmentos de la ganadería nacional   para elevar los índices de producción y evitar pensar que porque vamos a tener más tierras vamos a tener más producción” indicó.

Recalcó que es este momento es importante fortalecer todos los sistemas y programas de manejo sanitario de la ganadería, “estamos frente a situaciones dramáticas, tenemos que cerrar el círculo frente a enfermedades virales en especial que existen en la ganadería, blindarlos   mediante programas masivos de vacunación y desparasitación, que permitan tener animales sanitariamente correctos, y que puedan explotar todo su material genético “acoto.

Fue enfático en afirmar que todo esto no se lograra si no se implementa un plan para educar a los pequeños ganaderos y se evalúa cuáles son sus necesidades de conocimiento para poderlo modernizar en su forma de pensar y actuar en el manejo actual de la ganadería.

Como punto final menciono el trabajar con precios justos y campañas de consumo de leche y carne y establecer nexos de comunicación entre el industrial y el productor, de lo contrario, advirtió, estamos frente a situaciones dramáticas por que el pequeño y mediano ganadero está desapareciendo por falta de apoyo.

“Yo creo que esta pandemia dejo lecciones, pero no aprendemos.   Nuestro modo de vida no nos permite visualizar los que estamos pasando no logramos trabajar en forma cooperativa, y organizada como hacen otros países.  Con organizaciones fuertes podemos salir adelante” dijo Caiza.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí