Que Guayaquil fue una de las ciudades más afectadas en el mundo por casos de covid, que dejaron miles de muertos, es como se recuerda lo que sucedió en marzo pasado. Pero ahora la ciudad está dando ejemplo de cómo controlar al coronavirus.

Al menos así lo considera The Wall Street Journal (WSJ), que publicó un reportaje que recoge declaraciones de la alcaldesa Cynthia Viteri y detalla la iniciativa del planificador urbano Héctor Hugo, quien recogió datos de los levantamientos de cadáveres que se hacían en domicilios, para elaborar un mapa de los sectores más afectados.

«La recopilación de datos de Hugo marcó el comienzo de un esfuerzo de los médicos locales, líderes empresariales y el gobierno para hacer frente a la epidemia que provocó un cambio notable en esta ciudad costera de tres millones. Su clave del éxito: enviar brigadas de salud a los barrios más afectados en lugar de esperar a que los pacientes lleguen al hospital», se resaltó en la publicación.

Así lo confirmó Viteri, quien declaró a este medio estadounidense: «(A los contagiados) no los espere en la puerta de la sala de emergencias. Esa es la única forma de salvar vidas». La alcaldesa mencionó que es clave la presencia de personal médico en barrios de escasos recursos económicos y superpoblados, además de la repartición de mascarillas, productos locales y consejos sanitarios para enfrentar al virus.

«Utilizando los datos de Hugo como guía, las brigadas invadieron las afueras de la ciudad para encontrar pacientes, determinar qué tan enfermos estaban y, de acuerdo con ese diagnóstico, hacer que se queden en casa aislados o que vayan a unidades médicas cercanas dedicadas al tratamiento de COVID-19, donde serían estabilizados o enviados a hospitales dedicados al tratamiento de COVID-19», destacó WSJ.

Por eso, WSJ calificó a Guayaquil como «una historia de éxito». Y recogió la declaración del médico Carlos Espinal, director del Consorcio Mundial de la Salud en la Universidad Internacional de Florida (Estados Unidos), quien dijo que es la primera gran ciudad del mundo en desarrollo en ser golpeada por covid y lograr un cambio.

«El 4 de abril, en el apogeo de la pandemia, 778 personas murieron en Guayas, la provincia donde se encuentra Guayaquil, aproximadamente 10 veces la tasa de mortalidad diaria normal de la provincia. En junio, la provincia tenía alrededor de 60 muertes por día, con solo un puñado atribuido a COVID-19, según funcionarios locales», recordó WSJ.

Pero en los meses más difíciles, WSJ consideró que la atención fue lenta por las trabas burocráticas, lo que se sumó a la renuncia de la ministra de Salud, Catalina Andramuño. Mientras, la ciudadanía debió lidiar con los sobreprecios: un tanque de oxígeno, que generalmente cuesta 50 dólares, se vendía a más de $ 1500.

En la publicación también se destacaron las iniciativas privadas para llevar alimentos locales a familias de escasos recursos económicos y así evitar que se desplacen, lo que redujo el peligro de que aumenten los contagios de covid.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí