Loja fue la ciudad seleccionada por la Federación Deportiva del Azuay para retomar los entrenamientos de atletas cuencanos, tras la paralización de actividades por la pandemia del covid-19. Los marchistas nacionales concentrarán en ese cantón como parte de la preparación para las competencias reprogramadas por la emergencia sanitaria.

Los entrenamientos serán efectuados tanto para atletas olímpicos y paralímpicos, que esperan obtener un cupo para viajar a los Juegos de Tokio en 2021. Los deportistas están al mando del profesor Julio Chuqui.

El entrenador prefirió a Loja por las facilidades logísticas del lugar. La ventaja de la capital provincial es la cercanía entre el Estadio Reina del Cisne y el hotel donde se hospedan, así como con otras localidades, como Catamayo y Zamora Chinchipe, donde se preparán en climas diferentes al frío lojano.

“Como deportista de alto rendimiento es un orgullo representar a mi país y esto muy contentos de poder retomar los entrenamientos, poco a poco nos vamos acondicionando y de esta manera estar listos para las competencias que se vendrán a futuro”, señaló Darwin Castro, atleta paralímpico.

La delegación cumple los trabajos bajo los protocolos previstos por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional para evitar la propagación del covid-19. La delegación azuaya está conformada por Castro y los atletas panamericanos Paola Bonilla, Andrea Pérez y Daniel Pintado. Los entrenamientos en Loja perdurarán hasta el 13 de septiembre. El 8 y 9 de mayo se realizará la copa panamericana de marcha e Guayaquil, previo a los Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, en julio y agosto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí