APOYO. Técnicos asesoran a los ganaderos, para que sus reses no perezcan por causa de la ceniza.

Hasta las zonas agrícolas afectadas de Babahoyo, Baba y Montalvo, llegaron los equipos técnicos de la Prefectura para evaluar daños y brindar asistencia oportuna a ganaderos y agricultores, tras caída de la ceniza del volcán Sangay.

La principal preocupación de los ganaderos es proveer alimentos y cuidar que sus animales no sean afectados. Por lo menos esos son los temores de Miguel Suárez y Rosa Aranda Estrada, productores ganaderos del recinto Las Mercedes, parroquia Febres Cordero de Babahoyo, quienes están preocupados porque los pastizales están cubiertos del material volcánico y el ganado no tiene como alimentarse.

Por esa razón, el equipo de veterinarios de la Prefectura recomendó a los granjeros sacudir los pastizales para evitar problemas respiratorio y digestivo en los semovientes, debido a que las mucosas nasales y bucales pueden presentar problemas de infecciones que es la puerta de entrada a otros microorganismos.

El director del área agrícola de la Prefectura, Geovanny Toala, aseguró que el equipo de veterinarios está visitando las asociaciones ganaderas de las zonas afectadas. La finalidad es instruirles a los ganaderos la manera adecuada en la limpieza de los potreros y, además, la asistencia veterinaria y la aplicación de vitaminas para elevar el sistema inmunológico del ganado.

“La evaluación permite saber si hay problemas respiratorios y mediante la aplicación de broncodilatadores, antibióticos y vitaminas estamos contrarrestando los problemas en el ganado”, expresó Toala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí